Manual de reparación de impresoras

Enlaces patrocinados

Impresora

Como indica su nombre, la impresora o equipo de impresión es el periférico que la computadora utiliza para presentar información impresa en papel u otro medio. Las primeras impresoras o equipos de impresión nacieron muchos años antes que la PC e incluso antes que los monitores (el otro dispositivo de salida por excelencia), siendo durante años el método más usual para presentar los logros de los cálculos en aquellas primitivas computadoras, que previamente usaban tarjetas y cintas perforadas.

Conceptos básicos

Definiremos en esta sección conceptos que serán usados con frecuencia durante el desarrollo de la investigación.

Velocidad

La velocidad de una impresora o equipo de impresión suele medirse con el parámetro ppm (páginas por minuto), aunque el cálculo es confuso debido a que no hay una norma oficial que deba ser respetada, nunca se aclara el momento en que se oprime el cronómetro (cuando la impresora o equipo de impresión toma la primera hoja o cuando se le ordena imprimir), tampoco se especifica la fuente o la complejidad de los gráficos impresos.

Como norma, debemos considerar que el número de páginas por minuto que el fabricante dice que su impresora o equipo de impresión imprime, son páginas con el 5 % de superficie impresa, en la calidad más baja, sin gráficos y descontando el tiempo de cálculo de la computadora.

Enlaces patrocinados

Otro parámetro que se utiliza es el de cps (caracteres por segundo) adecuado para las impresoras o equipos de impresión matriciales que aún se fabrican.

Calidad de impresión

Uno de los determinantes de la calidad de la impresión realizada, es la resolución o cantidad de dpi (dots per inch) o en español, ppp (puntos por pulgada). Utilizaremos en esta sección el primero por ser el de uso más extendido. Una resolución de “300 dpi” se refiere a que en cada pulgada (2.54 cm) cuadrada, la impresora o equipo de impresión tiene la posibilidad de situar 300 puntos horizontales y 300 verticales. Si nos encontramos con una expresión del tipo “600 x 300 dpi” , el primer valor se asume a la línea horizontal y el segundo a la vertical.

Otro determinante de la calidad de impresión es el del número de niveles o graduaciones que tienen la posibilidad de ser impresos por punto, una técnica de capas de color que hace que la oscilación en los gráficos y fotografías sea más difícil de ver, e incluso invisible a simple vista. Las impresoras o equipos de impresión sin niveles de impresión por punto, imprimen cada punto de color en una de sólo dos poderes (encendido o apagado), con tinta cian, magenta, amarilla o negra. Tienen la posibilidad de combinarlas para generar tintas roja, verde y morada, y tienen la posibilidad de generar la ilusión de otros colores al distribuir puntos de diferentes colores en el papel (cada color se logra siguiendo un patrón determinado). La impresión de multinivel hace probables más poderes para cada punto que se imprime, así permite que la impresora o equipo de impresión utilice menos puntos para generar colores esfumados y hace que sea más difícil ver los patrones.

En la práctica las impresoras o equipos de impresión eligen una de las dos. Algunas optan por resolución más alta y otras por más niveles por punto, según el uso pensado para la impresora. Profesionales de las artes gráficas, por ejemplo, que están interesados en conseguir calidad fotográfica, deben priorizar el número de niveles por punto, mientras que los usuarios de negocios generales requerirán una razonablemente alta resolución para conseguir una buena calidad de texto.

De cualquier modo, dos máquinas con la misma resolución tienen la posibilidad de ofrecer logros dispares, debido a que hay que tener en cuenta el dimensión de las gotas que generarán esos puntos por pulgada y ésta varía según la tecnología empleada para llevar a cabo la impresión.

Las gotas de tinta tienen un dimensión diminuto y se miden en picolitros (1 picolitro es la billonésima parte de un litro)

Fuentes

El bitmap, es un registro de patrón de puntos necesarios para generar un carácter específico en un cierto dimensión y atributo. Las impresoras o equipos de impresión traen consigo fuentes bitmap, en las variedades normal y negrita, como parte de su memoria permanente. Cuando se emite un comando de impresión, su PC dice primero a la impresora o equipo de impresión cual de las de las definiciones bitmap tiene la posibilidad de utilizar, entonces, por cada letra, signo de puntuación o movimiento del papel, envía un código ASCII.

Las fuentes Outline consisten en descripciones matemáticas de cada carácter y signo de puntuación en un tipo. Algunas impresoras o equipos de impresión poseen un lenguaje de descripción de página, normalmente PostScript (programa de computadora contenido en un microchip).

El lenguaje tiene la posibilidad de traducir comandos de fuente outline para controlar la colocación de los puntos en un papel.

Cuando se emite un comando de impresión desde el software de aplicación a una impresora, envía una serie de comandos en lenguaje de descripción de páginas que son interpretados a través de un conjunto de algoritmos. Los algoritmos describen las líneas y arcos que forman los caracteres en un tipo de letra. Los comandos insertan variables en las fórmulas para cambiar el dimensión o atributos. Los logros son enviados a la impresora, quien es la que los interpreta. En lugar de enviar los comandos individuales para cada carácter en un documento, el lenguaje de descripción de página envía instrucciones al mecanismo de la impresora, que produce la página completa. (los lenguajes de descripción de página están desarrollados en el capítulo de impresoras o equipos de impresión láser).

Memoria

Las impresoras o equipos de impresión modernas tienen una pequeña cantidad de memoria (no tan pequeña en impresoras o equipos de impresión de redes, que tienen la posibilidad de llegar a tener varios Mb) para almacenar parte de la información que les va proporcionando la computadora.

De esta forma la computadora, sensiblemente más rápido que la impresora, no tiene que estar esperándola continuamente y tiene la posibilidad de pasar antes a otras tareas mientras termina la impresora o equipo de impresión su trabajo. Evidentemente, cuanto mayor sea el buffer, más rápido y cómodo será el proceso de impresión, por lo que algunas impresoras o equipos de impresión llegan a tener hasta 256 Kb de buffer.

La interfaz o conector

Las computadoras antiguas tenían un puerto en circuito para conectar un teletipo. Después los fabricantes empezaron a incluir puertos seriales, hoy el puerto paralelo es la conexión más común para impresora o equipo de impresión (LPT1 usualmente).

A veces al puerto paralelo de una PC se le dice puerto Centronics, nombre de la empresa que lo dio a conocer. La tecnología de este puerto casi no ha cambiado, salvo que la interfaz original tenía un contacto de 36 patas y al actual emplea un contacto de 25 patas con escudo D (DB25). Esto se debe a que el nuevo contacto utiliza menos señales a tierra.

Nombre de la señal

Como tiene la posibilidad de verse en la tabla, se conservan exactamente ocho contactos a tierra, correspondiendo uno para cada línea de información.

La línea STROBE de la pata 1 se emplea para indicarle a la impresora o equipo de impresión que el flujo de información está completo y que tiene la posibilidad de imprimir un carácter. Obsérvese que la línea del estrobo empieza con el signo menos. Esto quiere decir que el pulso del estrobo es negativo, cuando la computadora termina de enviar un byte de información para que se imprima, la línea del estrobo baja.

Las ocho líneas de información transportan los ocho bits de un byte de información de manera digital. El voltaje alto en una línea significa un conjunto de bit, y un voltaje bajo significa un bit limpio.

La línea Acknowledge (“enterada” o “admisión”) de la pata 10 es una señal de la impresora o equipo de impresión que le indica a la computadora “estoy lista para recibir más información”. Mientras esta línea está alta, la computadora no envía información nueva.

La línea Busy (ocupada) le indica a la computadora que la impresora o equipo de impresión está ocupada. La computadora espera a que el primer buffer se vacíe para enviar más información.

Como la línea Busy, la línea Paper Out le indica a la computadora que deje de enviar información. La impresora o equipo de impresión podría enviar simplemente una señal de “ocupada” , pero la computadora no sabría por qué se detuvo la impresora. Usualmente se emplea esta línea para avisarle al usuario que falta el papel.

La línea Select muestra que la impresora o equipo de impresión ha sido elegida, es decir, que está en línea (on line). Probablemente en el frente de la impresora o equipo de impresión haya un contacto y un foco que así lo indique. Cuando la impresora o equipo de impresión está fuera de línea, no tiene la posibilidad de recibir caracteres de la computadora.

La línea -AUTOFDXT (Autoalimentación) controla la manera en que la impresora o equipo de impresión maneja una nueva línea. La impresora o equipo de impresión tiene la posibilidad de adelantar la cabeza a la siguiente línea cuando regresa el carro, que es lo normal, o sencillamente tiene la posibilidad de interpretar literalmente el retorno del carro y regresar la cabeza al principio de la línea. Cuando la computadora mantiene abajo esta línea, la impresora o equipo de impresión agrega un alimentador de línea ( Line Feed) al carácter para que regrese el carro.

La línea de -Error es para propósitos generales, para indicar otros errores de la impresora. Tiene la posibilidad de que la computadora no identifique exactamente qué sucede, pero sabe que es probable que la impresora o equipo de impresión tenga papel y esté conectada, entonces algún otro motivo impide que procese la información.

La línea -INIT sirve para que la computadora controle a la impresora. Al indicar la impresora o equipo de impresión en esta línea, la computadora restablece los parámetros originales de la impresora, a fin de que la configuración del último programa (que pudo ser un modo gráfico, por ejemplo) no se aplique al siguiente trabajo de impresión. Mediante la línea -INIT una aplicación tiene la posibilidad de dar a la impresora o equipo de impresión una situación conocida antes de enviar alguna cosa por el cable.

La Línea -SLCTIN (Select input) es una manera de que la computadora controle si la impresora o equipo de impresión está lista para aceptar información. Cuando esta señal está baja, la impresora o equipo de impresión tiene la posibilidad de aceptar información.

Hay que hacer notar que durante el curso de 1999 empezaron a lanzarse al mercado muchas impresoras o equipos de impresión con puerto USB (Universal Serial Bus), se espera que se haga común ver impresoras o equipos de impresión con los dos tipos de interfaces.

Percepción del color

La luz visible recae entre 380 nm (nanometros) (violeta) y 780 nm (rojo) en el espectro electro magnético, cuyos extremos son ultravioleta e infrarrojo. La luz blanca consta de aproximadamente proporciones iguales de todas las longitudes de onda visibles, y cuando brilla en, o a través de un objeto, algunas longitudes de onda son absorbidas y otras son reflejadas o transmitidas. Es esta luz reflejada o transmitida la que da al objeto el color percibido. Las hojas de las plantas, por ejemplo, tienen su color familiar debido a que la clorofila absorbe la luz en los finales azul y rojo del espectro y refleja la parte verde en el medio.

La temperatura de la fuente de luz, medida en Kelvin (K), afecta el color percibido del objeto. La luz blanca, como las emitidas por lámparas fluorescentes o por un flash fotográfico, tiene una distribución pareja de longitudes de onda, correspondiendo a una temperatura de alrededor de 6000 K, y no distorsiona los colores.

Los focos comunes emiten menos luz del final azul del espectro, correspondiendo a una temperatura de 3000 K, y causa que los objetos parezcan más amarillos.

Los seres humanos perciben el color a traves de una capa de celdas sensitivas a la luz en el fondo del ojo llamada retina. La clave de las celdas retinales son los conos que contienen fotopigmentos que las hacen sensitivas a la luz roja, azul o verde (las otras celdas fotosensibles, las varas, son sólo activadas en la penumbra). La luz que pasa a través del ojo es regulada por el iris y enfocada por las lentes de la retina, donde los conos son estimulados por las longitudes de onda relevantes. Señales de millones de conos pasan desde el nervio óptico al cerebro, quien las ensambla en una imagen a color.

Creación del color

La creación del color de forma precisa en el papel ha sido una de las mayores áreas de investigación en la impresión a color. Como los monitores, las impresoras o equipos de impresión ubican muy cerca diferentes cantidades de colores primarios, los cuales a la distancia, se mezclan para formar un color. Este proceso es conocido como dithering

Monitores e impresoras o equipos de impresión hacen esto de manera diferente debido a que mientras que los monitores son fuentes de luz, la salida de las impresoras o equipos de impresión reflejan la luz. Así los monitores mezclan la luz de los fósforos hechos con los colores primarios aditivos: rojo, verde y azul (RGB, por sus siglas en inglés), mientras que las impresoras o equipos de impresión usan tintas hechas con los colores primarios sustractivos: cian, magenta y amarillo (CMY), la luz blanca es absorbida por las tintas de color, reflejando el color deseado. En cada caso los colores primarios son combinados para formar el espectro entero. Esta combinación descompone un pixel de color en una serie de puntos, de manera que cada punto está hecho de uno de los colores básicos o dejado en blanco.

La reproducción del color desde el monitor hacia la impresora o equipo de impresión es también un área mayor de investigación conocida como Combinación de color . Los colores varían de monitor a monitor y los colores en la página impresa es dependiente del sistema de color usado por el modelo de impresora o equipo de impresión en particular, no por los colores mostrados por el monitor. Los fabricantes de impresoras o equipos de impresión han invertido mucho en la investigación de la precisión en la combinación de colores monitor/impresora.

Medio tono – tono continuo – contone

El tipo más simple de impresora o equipo de impresión a color es un dispositivo binario en el cual los puntos cian, magenta, amarillos y negros están en “on” (impreso) o en “off” (no impreso) sin niveles intermedios probables. Si los puntos de tinta tienen la posibilidad de ser mezclados para hacer colores intermedios, entonces una impresora o equipo de impresión binaria CMYK tiene la posibilidad de imprimir sólo ocho colores sólidos (cian, magenta, amarillo, rojo, verde, azul, negro y blanco). Claramente esta no es una paleta lo suficientemente grande como para conseguir una buena calidad de impresión, en esta sección es donde llegan los medios tonos.

Los algoritmos de semitonalidad dividen una resolución nativa de puntos en un enrejado de celdas que se van poniendo en “on” o en “off” repitiendo un patrón regular que crea la ilusión de un tono continuo.

Combinando celdas que contengan diferentes proporciones de puntos CMYK, una impresora o equipo de impresión de medios tonos tiene la posibilidad de engañar al ojo humano para que vea una paleta de millones de colores en vez de unos pocos.

En la impresión de tono continuo hay una ilimitada paleta de colores sólidos. En la práctica, “ilimitado” significa unos 16.7 millones de colores. Lo cual es más de lo que el ojo humano tiene la posibilidad de distinguir. Para conseguir esto, la impresora o equipo de impresión debe ser capaz de generar y superponer 256 sombras por punto y por color, lo cual obviamente requiere de un control preciso sobre la creación y la ubicación de los puntos. La impresión de tono continuo es un área que compete a las impresoras o equipos de impresión de sublimación de tinte, desarrolladas más adelante. De todas maneras, todas las principales tecnologías de impresión tienen la posibilidad de producir múltiples sombras (usualmente entre 4 y 16) por punto, permitiéndoles entregar una paleta más rica de colores sólidos y medios tonos suavizados. Estos dispositivos son conocidos como impresoras o equipos de impresión contone.

Recientemente impresoras o equipos de impresión de inyección de tinta de “6 colores” han aparecido en el mercado, específicamente con el objetivo de entregar calidad fotográfica. Estos dispositivos agregan dos tintas adicionales – cian claro y magenta claro – para solucionar la inhabilidad de la tecnología actual de generar puntos más pequeños. Estas impresoras o equipos de impresión de 6 colores producen tonos más delicados y graduaciones de color más finas que los dispositivos estándar CMYK, pero como se volverán innecesarias en el futuro, cuando se espera que los volúmenes de tinta por gota se reduzca de los 8 a 10 picolitros de hoy a alrededor de 2 a 4 pl. Dimensións más pequeños de gotas reducen también la cantidad de medios tonos requeridos, como el rango más amplio de pequeñas gotas tiene la posibilidad de ser combinado para generar una paleta más grande de colores sólidos.

Manejo del color (colour management)

El ojo humano tiene la posibilidad de distinguir alrededor de un millón de colores, el número preciso depende del observador individual y las condiciones visuales. Los dispositivos de color crean los colores en diferentes maneras, resultando diferentes gamas de colores.

El color tiene la posibilidad de ser descripto conceptualmente por un modelo tridimensional HSB.

Hue (H) (matiz) ser refiere al color básico en términos de uno o dos colores primarios dominantes (rojo o azul-verde por ejemplo), es medido como una posición en la rueda de colores estándar y es descrita como un ángulo en grados, entre 0 y 360.

Saturation (S) (saturación) indica la poder de los colores dominantes, es medido como un porcentaje de o a 100, en 0% el color sería gris, al 100% el color está completamente saturado.

Brightness (B) (brillo) indica la proximidad del color al blanco o al negro, lo cual es una función de la amplitud de la luz que estimula los ojos del receptor. Es también medido como un porcentaje. Si algún matiz tiene un brillo del 0% se vuelve negro, con el 100% completamente luminoso.

RGB y CMYK son otros modelos de colores comunes. Los monitores CRT (tubo de rayos catódicos) crean color, como hemos hecho referencia previamente, haciendo que los fósforos rojos, verdes y azules brillen. Este sistema se llama colores aditivos. Mezclando diferentes cantidades de rojo, azul o verde, crean diferentes colores, y tienen la posibilidad de ser medidos de 0 a 255. Si el rojo, el azul y el verde están puestos a 0, el color es negro, si todos están puestos a 255, el color es blanco.

El material impreso es creado aplicando tintas o toner en un papel blanco. Los pigmentos en la tinta absorben la luz selectivamente de manera que sólo partes del espectro son reflejadas hacia el ojo del observador, de en esta sección el término de colores sustractivos. Los colores básicos de impresión son el cian, el magenta y el amarillo, y una cuarta tinta, la negra es usualmente agregada para generar sombras más puras, profundas y con un rango más profundo. Usando cantidades variables de estos colores de proceso, un gran número de colores diferentes tienen la posibilidad de ser producidos. En esta sección el nivel de tinta es medido del 0% al 100% con naranja, por ejemplo, siendo representado por 0% cian, 50% magenta, 100% amarillo y 0% negro.

La CIE (Commission Internationale de l’Eclairage) fue formada en este siglo para desarrollar estándares para la especificación de luz e iluminación y fue responsable por el primer modelo espacial de color. Esto significa color definido como una combinación de 3 ejes: x, y, z. En términos generales con x representando la cantidad de coloración roja, y la cantidad de verde y luminosidad, y z la cantidad de azul. En 1931 este sistema fue adoptado como el modelo CIE x*y*z, y es la base para la mayoría de los otros modelos espaciales de colores. El refinamiento más familiar es el modelo Yxy en el cual los planos triangulares cercanos a xy representan colores con la misma luminosidad, con la luminosidad variando a lo largo del eje Y.

Desarrollos posteriores, como los modelos L*a*b y el L*u*v lanzados en 1978, ubican las distancias entre las coordinadas de los colores con más precisión respecto del sistema humano de percepción del color.

Como el color es una herramienta efectiva, debe ser probable generar e imponer colores consistentes y predecibles en una producción encadenada: scanners, software, monitores, impresoras o equipos de impresión de escritorio, dispositivos externos PostScript, y prensas impresoras o equipos de impresión. El dilema es que los diferentes dispositivos simplemente no tienen la posibilidad de generar el mismo rango de colores. Es en el campo del manejo del color donde todos estos esfuerzos de modelación del color toman sentido.

Éste usa el dispositivo-independiente CIE color espacial para mediar entre las gamas de color de los diferentes dispositivos. Los sistemas de manejo de color (color management) son basados en los perfiles genéricos de los diferentes dispositivos, los cuales describen sus tecnologías de imagen, gamas y métodos operacionales. Estos perfiles son ajustados precisamente calibrando los dispositivos actuales para medir y corregir cualquier desviación de la performance ideal. Finalmente, los colores son traducidos de un dispositivo a otro, con algoritmos de ubicación eligiendo los reemplazos óptimos para colores fuera de gama que no tienen la posibilidad de ser manejados.

Hasta que Apple introdujo ColorSync como una parte de su sistema operativo System 7.x en 1992, el manejo del color fue dejado a las aplicaciones específicas. Estos sistemas han producido buenos logros, pero son mutuamente incompatibles. Reconociendo los problemas del color a través de las plataformas, se formó el ICC (International Color Consortium, que fue llamada previamente ColorSync Profile Consortium) en marzo de 1994 para establecer un formato del perfil del dispositivo en común. Las compañías fundadoras incluían a Adobe, Agfa, Apple, Kodak, Microsoft, Silicon Graphics, Sun Microsystems, y Taligent.

La meta del ICC es proveer un color verdadero apto de ser transportado, que trabaje en cualquier ambiente de hardware y software. Publicó su primera versión estándar del ICC Profile Format en junio de 1994. Hay dos partes del perfil ICC, la que contiene información del perfil en si mismo, como el dispositivo que creó el perfil y cuándo, y la segunda es la caracterización del dispositivo, que explica como el dispositivo interpreta los colores. El año siguiente Windows 95 se volvió el primer sistema operativo de Microsoft en incluir color management y soporte para perfiles adaptables ICC, via sistema ICM (Image Colour Management).

3.-Clasificación

Clasificación general

Si queremos clasificar los diversos tipos de impresoras o equipos de impresión que existen, el método más lógico es hacerlo atendiendo a su tecnología de impresión, es decir, al método que emplean para imprimir en el papel, e incluir como casos particulares otros parámetros como el uso del color, el dimensión de su salida impresa, su velocidad, etc.

Entonces la clasificación comenzaría con una división entre las impresoras o equipos de impresión “de impacto” y de “no impacto”, como su nombre lo indica las impresoras o equipos de impresión de impacto realizan la impresión golpeando al papel con unas pequeñas piezas (matriz de impresión).

Entre las impresoras o equipos de impresión de no impacto la división más grande se produce entre las impresoras o equipos de impresión de inyección de tinta y las láser, aunque existen otras tecnologías de uso menos extendido que englobaremos como “otras tecnologías”.

Dentro de estas categorías encontraremos productos disímiles pero que emplean la misma tecnología para generar la impresión. Como caso especial, vamos a separar a las impresoras o equipos de impresión multifuncionales, que en su mayoría utilizan el mecanismo de inyección de tinta. Estas impresoras o equipos de impresión combinan capacidades de impresión, escaneo, copiado y a menudo fax en una sola máquina.

De estos conceptos podemos graficar la clasificación de esta manera:

Para ver el gráfico seleccione la opción “Descargar” del menú superior

Impresoras o equipos de impresión matriciales

Las impresoras o equipos de impresión matriciales fueron las primeras que surgieron en el mercado, y aunque han perdido terreno últimamente frente a las impresoras o equipos de impresión de inyección de tinta, siguen siendo las únicas que tienen la posibilidad de imprimir formularios continuos, lo que las hace una opción válida para locales comerciales que necesitan imprimir facturas.

Según como sea el cabezal de impresión, se dividen en dos grupos principales: de margarita y de agujas. Las de margarita incorporan una bola metálica en la que están en relieve las diversas letras y símbolos a imprimir, la bola pivotea sobre un soporte móvil y golpea a la cinta de tinta, con lo que se imprime la letra correspondiente. El método es absolutamente el mismo que se usa en muchas máquinas de escribir eléctricas, lo único que las diferencia es la carencia de teclado.

Las impresoras o equipos de impresión de margarita están en completo desuso debido a que sólo son capaces de escribir texto; además, para cambiar de tipo o dimensión de letra deberíamos cambiar la matriz de impresión (la bola) cada vez.

Las impresoras o equipos de impresión de agujas son las que imprimen caracteres compuestos por puntos empleando un cabezal de impresión formado por agujas accionadas electromagnéticamente, prácticamente igual a una máquina de escribir. Fueron las primeras en salir al mercado.

Los parámetros principales de calidad de impresión de una impresora o equipo de impresión matricial son el número de puntos de la matriz de agujas y su velocidad. Por lo general, las impresoras o equipos de impresión matriciales se clasifican por el número de agujas del cabezal de impresión dispuestas en forma de rectángulo. Normalmente son de 9 (usadas frecuentemente para imprimir reportes y materiales donde la calidad no es muy importante) o 24 (que permiten mayor nitidez) Algunas agujas están desaliñadas en los extremos, para marcar comas, etc.

Funcionamiento

Este tipo de impresora o equipo de impresión es de impresión bidireccional, ya que imprimen en el desplazamiento hacia la derecha.

La PC envía una serie de códigos ASCII. Estos códigos son almacenados en un búffer, que es una memoria de acceso aleatorio de la impresora o equipo de impresión (RAM ). Entre esos códigos existen mandatos que dicen a la impresora o equipo de impresión que utilice una tabla de fuentes bitmap, contenida en un chip. Luego, esa tabla, envía a la impresora o equipo de impresión el patrón de puntos que debe utilizar para generar los caracteres representados en código ASCII.

Para formar cada letra, número o símbolo, se activan ciertas agujas, que golpean el papel. En medio hay una cinta entintada. El logro no es de muy alta calidad (24 agujas dan mejor calidad que 9), pero es de lo más persistente que se tiene la posibilidad de conseguir y no necesita ningún papel especial. Sin embargo, la capacidad de reproducir gráficos (fotos, ilustraciones complejas) es casi nula.

No obstante, las actuales traen varias tipografías incorporadas de buena calidad y hasta son capaces de imprimir True Type.

Conclusión

Las principales ventajas de esta tecnología son : su capacidad de obtener copias múltiples e imprimir formularios continuos. Su velocidad en texto es de la más elevadas y además su costo y mantenimiento es de lo más bajo que hoy ofrece el mercado.

Como contrapartida sus inconvenientes son: el ruido ciertamente elevado, y la incapacidad de manejar color o varios tipos de fuentes.

En general, las impresoras o equipos de impresión matriciales de agujas se posicionan como impresoras o equipos de impresión de precio reducido, calidad media-baja, escaso mantenimiento y alta capacidad de impresión. El fabricante más importante de este tipo de impresoras o equipos de impresión es Epson, con diversos modelos y precios.

Impresoras o equipos de impresión de Inyección de tinta

Características Generales

Aunque las impresoras o equipos de impresión de inyección de tinta estaban disponibles en la década del 80, fue sólo en la de los 90 cuando los precios cayeron, lo suficiente, para llevar a estas impresoras o equipos de impresión a ocupar un lugar importante en el mercado. Ya existen modelos a menos de U$S 100, y muchas ellas compiten con las láser en calidad de texto y producen imágenes con calidad fotográfica.

El concepto de las impresoras o equipos de impresión de inyección de tinta es sencillo (arrojar tinta líquida sobre el papel) pero en realidad dependen de una tecnología muy avanzada, a pesar de sus precios accesibles.

Operación

La impresión de inyección de tinta, como la impresión láser, es un método de no-impacto. La tinta es emitida por boquillas que se encuentran en el cabezal de impresión. El cabezal de impresión recorre la página en franjas horizontales, usando un motor para moverse lateralmente, y otro para pasar el papel en pasos verticales. Una franja de papel es impresa, entonces el papel se mueve, listo para una nueva franja. Para acelerar las cosas, la cabeza impresora o equipo de impresión no imprime sólo una simple línea de pixeles en cada pasada, sino también una línea vertical de pixeles a la vez.

Por lo general, las impresoras o equipos de impresión de inyección de tinta actuales tienen resoluciones de 600 dpi o más altas, y la velocidad de impresión se aproxima a la de las láser al imprimir en blanco y negro. Una impresora o equipo de impresión de inyección de tinta rápida tiene la posibilidad de producir una imagen a todo color de 8 x 10 pulgadas y a 300 dpi en 2 a 4 minutos. Esto significa que produce 7.2 millones de puntos en un tiempo de 120 a 240 segundos, o de 30.000 a 60.000 puntos por segundo. El cabezal de impresión de una impresora o equipo de impresión típica tiene 64 boquillas para cada color, cada una de las cuales debe ser capaz de activarse y desactivarse a velocidades tan elevadas como 900 veces por segundo, lo cual es sorprendente por tratarse de un dispositivo mecánico.

Cuando surgieron las impresoras o equipos de impresión de inyección de tinta, los cabezales de impresión estaban diseñados para emitir una corriente continua de diminutas gotas de tinta. Las gotas tenían carga eléctrica estática y se “mezclaban” en el papel o en un depósito de reciclaje por medio de campos cargados. Este procedimiento era deficiente y muy poco preciso. En la actualidad, las impresoras o equipos de impresión de inyección de tinta dependen de la tecnología de gotas según la demanda. DOD (Drop on Demand) que producen pequeñas gotas cuando se necesitan. Son dos los métodos que utilizan las impresoras o equipos de impresión de inyección de tinta para lograr que las gotas se arrojen con rapidez: térmico y piezoeléctrico.

Tecnología térmica

Una de las leyendas de la tecnología de las computadoras explica cómo se inventó la impresora o equipo de impresión de inyección de tinta térmica. Un ingeniero experimentaba con fórmulas de tinta y había cargado algunas en una jeringa. Por accidente, la aguja tocó la punta caliente de un cautín, y salió una diminuta gota de tinta. Canon reclama haber inventado esta tecnología, a la que llamó Bubble Jet, en 1977.

El chorro es iniciado calentando la tinta para generar una burbuja que genera una presión que la fuerza a emerger y golpear el papel. Luego la burbuja colapsa y el vacío resultante arrastra nueva tinta hacia la recámara para reemplazar a la que fue expulsada. Éste es el método favorito de Canon y Hewlett-Packard

Diminutos elementos calentadores son usados para expulsar gotitas de tinta desde las boquillas del cabezal de impresión, estas boquillas tienen un dimensión aproximado al de un cabello humano (aprox. 70 micras,

siendo una micra la millonésima parte de un metro) y expulsan gotas de aproximadamente 8/10 picolitros y puntos de aproximadamente 50 a 60 micras de diámetro. La gota más pequeña que el hombre tiene la posibilidad de ver a simple vista es de aproximadamente 30 micras, de modo que estas gotas se acercan a los límites de nuestra percepción.

El dimensión increíblemente pequeño de estas gotas posibilita incrementar la resolución del trabajo de impresión. Se requiere de una gota de casi 35 micras para generar una impresión de 720 dpi, de modo que estas gotas se superponen ligeramente en esa resolución.

Los tintes basados en tintas cian, magenta y amarillo son normalmente presentadas vía un cabezal CMY. Algunas gotas pequeñas de tinta de diverso color, usualmente entre 4 y 8, tienen la posibilidad de ser combinadas para generar un punto de dimensión variable, una paleta de colores más grande y semitonos más suaves. La tinta negra que es generalmente basada en moléculas más grandes de pigmento, es generada por una cabeza separada con volúmenes de gota de alrededor de 35 picolitros.

La velocidad de impresión es fundamentalmente una función de la frecuencia con la que las boquillas tienen la posibilidad de disparar la tinta y el ancho de la franja impresa por el cabezal de impresión. Usuamente es de alrededor de 12.5 MHZ por pulgada, dando velocidades de impresión entre 4 y 8 ppm para texto blanco y negro y de 2 a 4 ppm para texto color y gráficos.

Tecnología Piezoeléctrica

La tecnología piezoeléctrica es una estrategia alternativa, desarrollada por Epson, a la tecnología bubble jet o térmica.

Los cristales piezoeléctricos tienen una propiedad única y singular. Si se aplica una fuerza física en ellos, tienen la posibilidad de generar una carga eléctrica. El proceso también funciona a la inversa: aplique una carga eléctrica al cristal y podrá hacer que se mueva, creando una fuerza mecánica.

La cabeza de impresión de una impresora o equipo de impresión de inyección de tinta piezoeléctrica utiliza un cristal en la parte posterior de un diminuto depósito de tinta. Una corriente se aplica al cristal, lo que lo atrae hacia adentro. Cuando la corriente se interrumpe, el cristal regresa a su posición original, y una pequeña cantidad de tinta sale por la boquilla. Cuando la corriente se reanuda, atrae al cristal hacia atrás y lanza la siguiente gota.

Esta estrategia tiene algunas ventajas. Las cabezas de impresión piezoeléctricas tienen la posibilidad de utilizar tinta que se seca con mayor rapidez y pigmentos que podrían dañarse con las temperaturas en una cabeza térmica. Asimismo, como un cabezal piezoeléctrico está integrado a la impresora, sólo se necesita reemplazar el cartucho de tinta. (las impresoras o equipos de impresión térmicas incluyen las boquillas en cada cartucho de tinta, lo que incrementa el costo del cartucho y, por lo tanto, el costo por página.) El inconveniente es que si una cabeza piezoeléctrica se daña o atora, es necesario reparar la impresora.

Las últimas impresoras o equipos de impresión más importantes de Epson tienen cabezales de tinta negra con 128 boquillas y cabezales color (CMY) con 192 boquillas (64 para cada color) logrando una resolución de 720 dpi. Como el proceso piezoeléctrico tiene la posibilidad de producir puntos pequeños y perfectamente formados con gran eficacia, Epson tiene la posibilidad de ofrecer una resolución aumentada de 1440 x 720 dpi. Esto es logrado por el cabezal haciendo dos pasadas, con una consecuente reducción en la velocidad de impresión. Las tintas que Epson ha desarrollado para aprovechar esta tecnología son extremadamente rápidas para secarse, penetran el papel y mantienen su forma haciendo que los puntos interactúen unos con otros.

El logro es muy buena calidad fotográfica especialmente con el papel adecuado.

El costo oculto

La tendencia más marcada de todas en el mercado de las impresoras o equipos de impresión de inyección de tinta quizá no esté relacionada con las impresoras o equipos de impresión: la atención se centra en el aspecto de los artículos de repuesto, ya que los usuarios caseros y de negocios notan que todos esos magníficos colores tienen su precio.

En la actualidad, los fabricantes de impresoras o equipos de impresión siguen un modelo parecido al que sigue el negocio de las máquinas de afeitar: márgenes angostos en el área del hardware para lograr que los clientes regresen a comprar consumibles. Por lo regular, los fabricantes tienen márgenes brutos mucho más altos sobre los consumibles (tinta y papel) que sobre las impresoras o equipos de impresión. Por ejemplo Hewlett-Packard tiene un margen bruto de 67% sobre los artículos de repuesto para impresoras o equipos de impresión de inyección de tinta; el doble del margen del 33% para toda la compañía, según un artículo que publicó Business Week el año pasado. Aunque los artículos de repuesto para impresoras o equipos de impresión de inyección de tinta representan sólo el 5% de las ganancias de la compañía, las ventas de estos consumibles producen un sorprendente 25% del total de las utilidades.

Así el costo de una página a colores típica se eleva aproximadamente a $ 0.15 o $ 0.20. Y los $ 0.04 por página de los documentos de texto sencillo hacen que cuesten más del doble que una impresión en láser.

Existen alternativas para las tintas y el papel de marca, y otros proveedores están ansiosos de compartir el mercado. Algunos ofrecen cartuchos que se vuelven a llenar o a fabricar con ahorros considerables.

Los cartuchos del fabricante para una Epson Stylus Color se venden en aproximadamente $ 30.00 los de tinta y los de color, pero los cartuchos de otras compañías están disponibles por sólo $ 12.00 los de color y $ 8.00 los de tinta negra. Si está dispuesto a correr el riesgo de teñirse los dedos, tiene la posibilidad de comprar un estuche de $ 50.00 que rellena cartuchos para la HP DeskJet 600 (cinco veces los de tinta negra, y ocho veces cada uno de los cartuchos de tinta de los tres colores que maneja).

Pero los fabricantes de impresoras o equipos de impresión se apresuran a señalar que no aceptan esos sustitutos. Hacen notar que los cabezales de impresión, las fórmulas de las tintas y el papel están diseñados para trabajar en conjunto, a fin de producir la mejor impresión y obtener una vida lo más larga probable de la cabeza de impresión. Los cartuchos de tinta que se vuelven a fabricar tienen la posibilidad de romperse, y la fórmula de tinta equivocada tiene la posibilidad de causar obstrucciones. Peror aún, si su impresora o equipo de impresión tiene un problema debido a un cartucho de otra compañía, el fabricante tiene la opción de invalidar la garantía.

Aún así, los otros fabricantes encuentran un mercado, y los fabricantes originales ya sienten la presión de los costos más bajos.

Impresoras o equipos de impresión de un cartucho

Muchas de las impresoras o equipos de impresión más baratas tienen espacio para sólo un cartucho. Se tiene la posibilidad de usar un cartucho de tinta negra para impresión monocromática, o un cartucho de tinta CMY para impresión a color, pero no se tiene la posibilidad de usarlos a ambos al mismo tiempo. Esto hace una gran diferencia en la operación de la impresora.

Cada vez que se quiera cambiar de blanco y negro a color, se debe físicamente cambiar los cartuchos. Cuando se usa negro en una página a color, éste estará hecho con los tres colores lo que dará como logro un insatisfactorio verde oscuro o gris usualmente conocido como negro compuesto. De todas maneras, el negro compuesto producido por las impresoras o equipos de impresión actuales es mucho mejor que lo que era hace unos pocos años, a causa del continuo avance en la química de las tintas.

Impresoras o equipos de impresión láser

En la década del 80 predominaron las impresoras o equipos de impresión matriciales y las láser. La impresora o equipo de impresión láser fue introducida por Hewlett-Packard en 1984, basada en tecnología desarrollada por Canon. La impresora o equipo de impresión láser trabaja de manera similar a una fotocopiadora, la diferencia es la fuente de luz. Con una fotocopiadora una página es escaneada con una luz brillante, mientras que en una impresora o equipo de impresión láser es escaneada, obviamente, por un láser. Después de eso el proceso es prácticamente idéntico, con la luz creando una imagen electroestática de la página en un fotorreceptor cargado, que atrae el tóner en la forma de su carga electroestática.

Las impresoras o equipos de impresión láser rápidamente se volvieron populares tanto por la alta calidad de su impresión, como por sus costos relativamente bajos. Como el mercado de las impresoras o equipos de impresión láser se ha desarrollado, la competencia entre los fabricantes se ha vuelto cada vez más feroz, con los precios cada vez más bajos y llegando a una resolución de 600 dpi como estándar, además de fabricar impresoras o equipos de impresión cada vez más pequeñas y con más prestaciones para el usuario hogareño.

Las impresoras o equipos de impresión láser tienen unas cuantas ventajas sobre sus rivales de inyección a tinta. Producen texto en blanco y negro de calidad superior, tienen un ciclo de trabajo de más páginas por mes y un costo más bajo por página. Así que si una oficina necesita una impresora o equipo de impresión para una carga de trabajo importante, las impresoras o equipos de impresión láser son la mejor opción.

Considerando lo que sucede dentro de una impresora o equipo de impresión láser, es sorprendente lo que tiene la posibilidad de ser producido con poco dinero. De muchas formas, los componentes que la forman son bastante más sofisticados que los que se encuentran en una computadora. El RIP (Raster Image Processor) tiene la posibilidad de usar un procesador avanzado RISC. La ingeniería de los soportes de los espejos es muy avanzado, además realiza la impresión sin producir prácticamente ningún sonido. El llevar la imagen desde la pantalla de la PC hasta el papel, requiere una interesante mezcla de codificación, electrónica, óptica, mecánica y química.

Comunicación

Una impresora o equipo de impresión láser necesita tener toda la información acerca de la página en su memoria antes de que pueda empezar a imprimir. Como una imagen es comunicada desde la memoria de la PC hasta una impresora o equipo de impresión láser depente del tipo de impresora o equipo de impresión que esté siendo usada. La solución menos sofisticada es la transferencia de una imagen bitmap. En este caso no hay mucho que la computadora pueda hacer para mejorar la calidad, así que mandar punto por punto es todo lo que tiene la posibilidad de hacer.

De todas maneras, si el sistema sabe más acerca de la imagen que tiene la posibilidad de mostrar en la pantalla, hay mejores maneras de comunicar los datos. Una hoja estándar A4 mide 8.5 pulgadas de ancho por 11 de alto. A 300 dpi, eso es más de 8 millones de puntos comparados con los 800.000 pixeles en una pantalla de 1024 x 768. Hay un obvio espacio para una imagen más exacta en el papel, incluso más a 600 dpi, donde la página tiene la posibilidad de tener 33 millones de puntos.

La mejor manera en que la calidad tiene la posibilidad de ser mejorada es enviando una descripción de la página conteniendo información vectorial outline y permitiendo a la impresora o equipo de impresión de hacer el mejor uso probable de ésta. Si a la impresora o equipo de impresión se le dice que dibuje una linea de un punto a otro, tiene la posibilidad de usar el principio de geometría básico que dice que una línea tiene longitud, pero no ancho, y dibujar esa línea de un punto de ancho. Lo mismo sucede con las curvas que tienen la posibilidad de ser tan finas como la resolución de la impresora o equipo de impresión permita. La idea es que una simple descripción de la página tiene la posibilidad de ser enviada hacia cualquier dispositivo adecuado, la cual subsecuentemente la imprimirá según su capacidad. De en esta sección el muy usado término de dispositivo independiente .

Los caracteres del texto están hechos de líneas y curvas, así que tienen la posibilidad de ser manejados de la misma manera, pero la mejor solución es usar una forma de fuente predescrita, como True Type o Type 1. Además de la ubicación precisa, el lenguaje de descripción de página (PDL) tiene la posibilidad de tomar la forma de una fuente y manipularla a escala, rotarla, etc. Hay una ventaja adicional de sólo requerir un archivo por fuente en oposición a un archivo por cada dimensión del punto. Teniendo outlines predefinidos para las fuentes, se permite a la computadora enviar una cantidad pequeña de información – un byte por carácter – y producir texto en cualquiera de los diferentes estilos y dimensións de fuentes.

Operación

Cuando la imagen a ser impresa es comunicada a través de un lenguaje

de descripción de página, el primer trabajo de la impresora o equipo de impresión es convertir las instrucciones en un mapa de bits. Esto es hecho por el procesador interno de la impresora, y el logro es una imagen (en memoria) de cada punto que será ubicado en el papel. Los modelos designados como Windows printers no tienen sus propios procesadores, así que la PC anfitrión crea el mapa de bits, grabándola directamente en la memoria de la impresora.

El corazón de una impresora o equipo de impresión láser es un pequeño tambor rodante – el cartucho orgánico fotoconductor (OPC) – con un revestimiento que le permite mantener una carga electrostática. Un láser recorre la superficie del tambor, colocando selectivamente puntos de carga positiva, que representarán la imagen de salida. El dimensión del tambor es el mismo que el del papel en el cual la imagen aparecerá, cada punto en el tambor correspondiendo a un punto en la hoja de papel. En el momento apropiado, el papel es pasado a través de un cable cargado eléctricamente que deposita una carga negativa en él.

En las verdaderas impresoras o equipos de impresión láser, la carga selectiva es hecha por las interrupciones on y off del láser durante el escaneo del tambor, utilizando un complejo sistema de espejos y lentes giratorios. Estos espejos giran increíblemente rápido y en sincronización con las interrupciones del láser. Una impresora o equipo de impresión láser típica, tiene la posibilidad de perfectamente realizar millones de interrupciones cada segundo.

Dentro de la impresora, el tambor rota para construir una línea horizontal por vez. Claramente, esto tiene que ser hecho de una manera muy eficiente. Cuanto más pequeña la rotación, más alta será la resolución de la página. La rotación de una impresora o equipo de impresión láser moderna es típicamente 1/600 de pulgada, dando 600 dpi de resolución vertical. De manera similar, cuanto más rápidas sean las interrupciones on y off del láser, más alta será la resolución horizontal.

Mientras el tambor rota para presentar el área próxima para el tratamiento con el láser, el área escrita se mueve hacia el tóner. El tóner es un polvo negro muy fino negativamente cargado, lo que causa que sea atraído hacia los puntos con cargas positivas en la superficie del tambor. Así, después de una rotación completa, la superficie del tambor contiene toda la imagen a imprimirse en la página.

Una hoja de papel (cargado positivamente) luego entra en contacto con el tambor, alimentado por una serie de engranajes lisos. Mientras completa su rotación va tomando el tóner del tambor a causa de su atracción magnética, transfiriendo así la imagen al papel. Las áreas del tambor cargadas negativamente no atraen el tóner, lo que resulta en las áreas blancas de la impresión.

El tóner está especialmente diseñado para derretirse muy rápidamente, y un fuser (o fusionador) aplica calor y presión al papel para hacer que el tóner se adhiera permanentemente. Por esto es que el papel sale de una impresora o equipo de impresión láser caliente al tacto.

La etapa final es limpiar el tambor de algún remanente de tóner, para poder comenzar el ciclo de nuevo.

Hay dos formas de limpieza, físico y eléctrico. Con el primero el toner que no ha sido transferido a la página es mecánicamente quitado de la página, y un colector de tóner de desperdicio lo deposita en un compartimiento. La limpieza eléctrica consiste en cubrir al tambor con una carga eléctrica uniforme, permitiendo que el láser pueda escribir de nuevo. Esto es hecho por un elemento eléctrico llamado cable corona. Ambos elementos, tanto el pad que limpia el tambor como el cable corona, necesitan ser cambiados regularmente.

Muchas de las llamadas impresoras o equipos de impresión láser son actualmente del tipo LED. Estas impresoras o equipos de impresión LED son una alternativa más barata que las láser convencionales. El láser y los espejos son reemplazados por una línea fija de LEDs. A 300 dpi una impresora o equipo de impresión de este tipo tiene 300 LEDs por pulgada, a lo ancho de la página. La ventaja de este tipo de impresoras o equipos de impresión es, obviamente, el precio, debido a que la línea fija de LEDs la hacen más barata que una verdadera láser, que tiene muchas partes móviles. La desventaja tiene que ver con la calidad de impresión, debido a que la resolución horizontal es absolutamente fija, y no tienen la posibilidad de aplicarse actualizaciones como en las verdaderas láser. Las impresoras o equipos de impresión LCD trabajan con un principio similar, usando un panel de cristal líquido como fuente de luz.

Láser color

Las impresoras o equipos de impresión láser son usualmente dispositivos monocromáticos, pero como la mayoría de las tecnologías monocromáticas, tiene la posibilidad de ser adaptada al color. Cualquier color tiene la posibilidad de ser hecho por una combinación de cian, magenta, y amarillo, realizando cuatro pasadas a través del proceso electro-fotográfico, generalmente ubicando los tóners en la página uno a la vez, o construyendo la imagen a cuatro colores en una superficie intermedia de transferencia.

La mayoría de las impresoras o equipos de impresión láser tienen una resolución nativa de 600 o 1200 dpi. Un modo a más baja resolución tiene la posibilidad de obtenerse variando la poder de sus spots láser o LED, pero logra puntos de tóner multinivel más rústicos, resultando más una mezcla de impresión contone y medio tono que de tono continuo. La velocidad promedio varía entre 3 y 5 ppm en color y 12 a 14 ppm en monocromo. Un área clave del desarrollo, en la que la impresora o equipo de impresión LED de Lexmark ha sido pionera, es la de incrementar la velocidad de impresíon a color hasta el nivel de las blanco y negro, mediante el procesamiento simultáneo de los cuatro tóners y logrando así imprimir en una sola pasada.

La Optra Colour 1200N de Lexmark logra esto mediante un procesamiento completamente separado de los colores. La compactación que surge del uso de las series de LEDs, permite que la parafernalia asociada con una unidad de imagen láser pueda ser construida con cuatro cabezales de impresión. Los cartuchos de tóner CMY y K son colocados en el sendero de papel y cada unidad tiene su propio tambor fotoconductivo. Por encima de cada unidad hay cuatro series de LEDs – de nuevo, una por cada color -. Los datos tienen la posibilidad de ser enviados a las cuatro cabezas simultáneamente. El proceso comienza por el magenta y pasa a través del cian y amarillo, con el negro siendo colocado último.

Aparte de su velocidad, una de las ventajas principales de las láser color es la durabilidad de sus impresiones. Debido a que el tóner es fundido en el papel, en vez de absorbido por éste, como en las impresoras o equipos de impresión de inyección de tinta.

Lenguajes de descripción de página

La comunicación entre una computadora y una impresora o equipo de impresión es muy diferente hoy que lo que era algunos años atrás. El texto era enviado en código ASCII con un simple código de carácter, indicando bold, itálica, condensada o agrandada y los gráficos eran producidos línea por línea. La gran ventaja del texto descrito en ASCII es que la transmisión sucede rápida y fácilmente: si el documento electrónico contiene la letra A, el código ASCII para la A es enviado a la impresora, que reconociendo el código, imprime una A. El gran problema era que sin un cuidadoso planeamiento, la letra impresa raramente terminaba en la misma posición que ocupaba en la pantalla. Peor aún, el proceso entero era dependiente del dispositivo, y muy impredecible, con diferentes impresoras o equipos de impresión entregando diferentes dimensións y formas de fuentes.

PostScript

La situación cambió dramáticamente en 1985 con el anuncio de Adobe del PostScript Level 1, basado en Forth y probablemente el primer lenguaje de descripción de página estándar multiplataforma e independiente del dispositivo. PostScript describe las páginas de forma vectorial en outline, las cuales son enviadas hacia el dispositivo de impresión para ser convertidas en puntos (rasterisado) en el dispositivo mismo. Un monitor tiene la posibilidad de manejar 75 dpi, una laser tiene la posibilidad de ir de los 300 dpi hasta los 2400 dpi o más. Cada una produce representaciones de la descripción PostScript, teniendo los dimensións y las posiciones de las formas en común. En esta sección es donde nació la famosa sigla WYSIWYG – What You See Is What You Get (lo que ves es lo que obtienes).

El hecho de que el proceso de impresión pudiera ser realizado de igual manera en una impresora o equipo de impresión de 300 dpi o en una de 2400 y que además, fuera probable enviar las instrucciones PostScript desde cualquier plataforma, constituyó un gran avance. Todo lo que era requerido era un driver para transformar la información del documento en PostScript y ser enviada a una impresora o equipo de impresión que soportara el lenguaje.

PostScript Level 2, lanzada hace unos pocos años, ofreció color independiente del dispositivo, compresión de datos para impresión más rápida, y mejoró los algoritmos de medio tono, el manejo de memoria y recursos. PostScript Extreme (formalmente llamado Supra) es la nueva variante de Adobe, utilizada al máximo nivel en sistemas de impresión de gran volumen y de alta velocidad como las prensas digitales.

PCL

El aproximamiento de Adobe dejó una brecha en el mercado que Hewlett-Packard intento aprovechar con su lenguaje de descripción de página basado en su Printer Command Language, PCL, cuya primera aparición data de la década del 70.

El marketing de HP ha sido radicalmente diferente al de Adobe, optando por la clonación masiva en vez de la licencia exclusiva. Esta estrategia ha producido que las impresoras o equipos de impresión equipadas con clones de PCL cuesten mucho menos que las que tienen licencia exclusiva de PostScript. El problema de tener tantos clones de PCL es que no se tiene la posibilidad de garantizar 100% una salida idéntica en todas las impresoras o equipos de impresión. Esto es sólo un problema cuando la intención es reproducir una prueba exacta antes de enviar los documentos. Sólo PostScript tiene la posibilidad de ofrecer una garantía absoluta.

PCL fue hecho originalmente para ser usado con impresoras o equipos de impresión de matriz de puntos y es más un código de escape que un PDL completo. Su primera versión (llamada versión 3), sólo soportaba tareas simples. PCL 4 agregó mejor soporte para gráficos y es todavía usado en impresoras o equipos de impresión personales. Requiere menos poder de procesamiento que el PCL 5 o la última versión; PCL 6.

PCL 5, desarrollado para la LaserJet III, ofreció una característica similar a PostScript, con fuentes escalables a través del sistema Intellifont y descripciones vectoriales consiguiendo WYSIWYG en el escritorio. PCL 5 también utilizó varias formas de compresión que aceleró los tiempos de impresión de una forma considerable comparado con PostScript Level 1. PCL 5e trajo comunicación bidireccional para status report, pero no mejoras en la calidad de impresión, mientras que PCL 5c agregó funciones específicas para impresoras o equipos de impresión color.

En 1996 HP anunció PCL 6. Primero implementado en la LaserJet 5, 5N y 5M, ofrecía procesamiento más rápido de documentos más ricos gráficamente y mejores facilidades WYSIWYG. El código más eficiente, combinado con procesadores más rápidos y aceleración por hardware dedicado de las impresoras o equipos de impresión LaserJet 5, resultó en un incremento en la “impresión de la primera página” del 32% con respecto a las LaserJet 4.

GDI

La alternativa a las impresoras o equipos de impresión láser que usan lenguajes como PostScript y PCL son las Windows GDI (Graphical Device Interface), impresoras o equipos de impresión de mapa de bits. Éstas usan la PC para convertir (render) las páginas antes de mandarlas como un bitmap para su impresión directa, usando la impresora o equipo de impresión sólo como un motor de impresión. Consecuentemente, no hay necesidad de procesadores caros o grandes cantidades de RAM on-board, haciendo la impresora o equipo de impresión más barata. De todas maneras, mandar la página completa en un mapa de bits comprimido toma tiempo, reduciendo la velocidad de impresión e incrementando el tiempo tomado para recuperar el control de la PC. Estas impresoras o equipos de impresión están generalmente confinadas al mercado de las impresoras o equipos de impresión personales.

Algunos fabricantes eligen usar Windows Printing System (sistema de impresión de Windows), un estándar desarrollado por Microsoft para generar una arquitectura universal para impresoras o equipos de impresión GDI. El Windows Printing System trabaja sutilmente diferente al modelo GDI puro. Activa el lenguaje Windows GDI para ser convertido en un bitmap mientras se imprime; la idea básica es reducir la fuerte dependencia de la impresora o equipo de impresión del procesador de la PC. Bajo este sistema, la imagen va siendo interpretada durante el proceso de impresión, lo que reduce la cantidad de poder de procesamiento requerido de la PC.

Otros modelos de impresoras o equipos de impresión usan una combinación de la tecnología GDI y la arquitectura tradicional, permitiendo impresión rápida desde Windows, como así tambien soporte para aplicaciones DOS nativo.

Adobe PrintGear

Una alternativa para impresoras o equipos de impresión personales es Adobe PrintGear – un sistema completo de hardware/software basado en un procesador diseñado por Adobe específicamente para el lucrativo mercado SoHo (small and home office, “pequeña oficina en casa”). Adobe proclama que el 90% de los típicos documentos SoHo tienen la posibilidad de ser descritos por un pequeño número de objetos básicos. Consecuentemente diseñaron un procesador dedicado de 50 MHZ para manejar específicamente estas tareas, al cual le adjudican ofrecer grandes incrementos de velocidad sobre los procesadores tradicionales y además ser más barato. Una impresora o equipo de impresión equipada con Adobe PrintGear incluye el procesador dedicado y un sofisticado driver.

Tinta Sólida

Comercializada casi exclusivamente por Tektronix, las impresoras o equipos de impresión de tinta sólida son impresoras o equipos de impresión de página completa que usan varillas de tinta encerada sólida en un proceso “phase-change” (cambio de fase). Trabajan licuando las varillas en depósitos, y luego volcando la tinta dentro de un tambor de transferencia, desde donde es fusionada en frío en el papel en una sola pasada.

Estas impresoras o equipos de impresión están hechas para ser dejadas encendidas en un área segura y compartidas a través de una red, para este fin vienen con puertos Ethernet, paralelo y SCSI permitiendo una conexión para cualquier necesidad.

Las impresoras o equipos de impresión de tinta sólida son generalmente más baratas que una láser color de especificaciones similares, y además Tektronix tiene la política de dar la tinta negra gratis. La calidad de impresión es buena, con puntos multinivel soportados por modelos “high-end”, o de alta calidad de salida, pero generalmente la calidad no es tan buena como las mejores láser color para texto y gráficos, o las mejores de inyección de tinta para fotografías. La resolución comienza en unos 300 dpi nativos, llegando a un máximo de 850 x 450 dpi. La velocidad color típica es de 4 ppm en el modo estándar, llegando a 6 ppm en el modo de resolución reducida.

Su conectividad, sus costos relativamente bajos y el hecho de que son capaces de usar una amplia variedad de medios de cualquier tecnología de impresión a color, las hace una buena opción para el uso en negocios generales y algunas tareas de especialistas como la impresión de transparencias a alta velocidad y en gran formato.

Sublimación de Tinta

Las impresoras o equipos de impresión de sublimación de tinta son dispositivos especializados ampliamente usados en aplicaciones fotográficas y de artes gráficas. Estas impresoras o equipos de impresión trabajan calentando la tinta hasta convertirla en gas. El elemento térmico tiene la posibilidad de generar diferentes temperaturas, lo que permite controlar la cantidad de tinta que es ubicada en una mancha. En la práctica, esto significa que el color es aplicado como un tono continuo más que como puntos.

Un color por vez es depositado en toda la hoja, comenzando con el amarillo y terminando con el negro. La tinta forma largos rollos de película, las cuales contienen hojas de cada color, así que la impresión de una hoja A4 tendrá una hoja del dimensión A4 de amarillo, seguida de una hoja de cian, una de magenta y una de negro. La sublimación de tinte requiere de un papel especial particularmente caro, y los tintes están diseñados para difuminarse en la superficie del papel, mezclándose para generar sombras de colores precisas. La velocidad de impresión es lenta, típicamente entre 0.25 y 0.5 ppm.

Hoy en día algunas impresoras o equipos de impresión de inyección del mercado que utilizan técnicas de sublimación de tinta. La forma en la cual las impresoras o equipos de impresión de inyección usan la tecnología difiere de una de sublimación verdadera, es que en las primeras la tinta está en cartuchos, los cuales tienen la posibilidad de cubrir la página de a una franja por vez. También calientan la tinta para generar un gas, controlado por el elemento térmico que alcanza temperaturas superiores a los 500° C (más alto que el promedio de las impresoras o equipos de impresión de sublimación de tinte). La técnica Micro Dry empleada en las impresoras o equipos de impresión Alps es un ejemplo de esta tecnología híbrida. Estos dispositivos operan en una resolución que va de los 600 a 1200 dpi, y con algunos, los cartuchos estándar tienen la posibilidad de ser cambiados por unidades con tinta especial para fotos para lograr la mejor calidad fotográfica.

Autocromo

El proceso de impresión thermo autochrome (TA), el cual es considerablemente más complejo que el láser o el de inyección de tinta, ha emergido recientemente en impresoras o equipos de impresión comercializadas como dispositivos de compañía, para ser usadas con cámaras digitales. El papel TA contiene tres capas de pigmento, – cian, magenta, amarillo – cada uno sensitivo a una temperatura en particular. De estos pigmentos, el amarillo tiene la sensitividad a la temperatura más baja, luego el magenta, seguido por el cian. La impresora o equipo de impresión está equipada con un cabezal térmico y uno ultravioleta y el papel pasa entre ellos tres veces. En la primer pasada es selectivamente calentado a la temperatura necesaria para activar el pigmento amarillo, el cual es fijado por el ultravioleta antes de pasar al próximo color (magenta). Aunque la última pasada (cian) no es seguida de un fijado ultravioleta, el logro final es más durable que con la tecnología de sublimación de tinte.

Cera térmica

La cera térmica es otra tecnología especializada – muy similar a la de sublimación de tinte – preparada para imprimir transparencias. Usan

cilindros CMY o CMYK conteniendo paneles del dimensión de la página de película plástica recubierta con colorantes basados en cera. Trabajan derritiendo puntos de tinta – generalmente binarios aunque algunos modelos “high-end” son capaces de producir puntos en multinivel – en un papel térmico especial.

La resolución y la velocidad de impresión son bajas – típicamente 300 dpi y alrededor de 1 ppm – reforzando la característica de esta tecnología de ser utilizada por aplicaciones especializadas.

Impresoras o equipos de impresión multifunción

Las impresoras o equipos de impresión multifuncionales son aquellas que combinan capacidades de impresión, escaneo, copiado y, a menudo, de fax en una sola máquina. Esta área es actualmente la de más crecimiento en el mercado, en 1997 tuvo ventas de 2.3 millones de unidades (más unidades que las láser), y se estima que llegarán a las 3.2 millones de unidades en el año 2000.

Las impresoras o equipos de impresión multifuncionales son atractivas debido a que combinan todas las tareas de oficina necesarias en un solo dispositivo eficiente en costos y que ahorra espacio, ideal para una oficina casera o una compañía pequeña que no tenga infraestructura de aparatos para oficina.

Estas unidades mejoran en cada generación, en la actualidad, la impresión a colores es muy común, basándose tanto en la tecnología láser como en la inyección de tinta. Asimismo los fabricantes han agregado a la combinación el escaneo de colores (y por lo tanto las copias a colores), y algunas unidades ofrecen escaneo a 24 bits. Sin embargo, la calidad de la imagen es menor a la que se podría obtener con una impresora o equipo de impresión o un escáner independiente.

Resumiendo, podríamos decir que estas impresoras o equipos de impresión tienen la ventaja de ser más pequeñas y menos costosas que las unidades independientes, pero que a menudo, el conjunto no es tan bueno como las partes independientes y que si la unidad se descompone se pierden varias funciones de oficina.

Grandes Formatos

Un plotter es un periférico de salida que efectúa con gran precisión, impresiones gráficas que una impresora o equipo de impresión no podría obtener. Al principio, estas máquinas eran usadas solo para imprimir planos, pero desde la llegada del color, sus utilidades crecieron en gran cantidad. Algunos tienen la posibilidad de llegar a imprimir telas.

No necesita traducir la información gráfica a líneas de impresión y puntos. Se les tiene la posibilidad de hablar directamente de vectores, desplazamientos y ubicaciones, y las líneas son realmente líneas y no una sucesión de puntos.

Son ideales para tareas de CAD, debido a que en sus diseños usan mas líneas que caracteres.

Son usados en varios campos, tales como ambientes científicos, la ingeniería, el diseño, la arquitectura, etc. Muchos son monocromáticos, pero los hay de cuatro colores e incluso hay modelos que llegan a poseer hasta ocho colores.

Las dimensiones del plotter varían según la aplicación que se le dé, ya que para trabajos de gráficos profesionales, se emplean plotters de hasta 137 cm. de ancho, mientras que para otras no tan complejas, son de 91 a 111 cm.

Otra característica que varía según la aplicación, es la cantidad de memoria RAM.

Funcionamiento

Simula sobre el papel, unos ejes de coordenadas (x, y) así podrá moverse en cuatro direcciones. Aunque existen también, plotters que mueven el papel.

Su tipo de impresión es chorro de tinta, similar al de las impresoras o equipos de impresión habituales, algunas marcas usan la tecnología de impresión piezoeléctrica, que permite una mayor duración de los cabezales y logra una velocidad de impresión hasta cinco veces mayor.

Este tipo de impresión se usa para imprimir gigantografías.

Tipos de plotters

Se distinguen los plotters de corte y los de impresión. Tanto para los de impresión como para los de corte, los dibujos o diseños se extraen de la computadora y luego la imagen debe ser exportada al soft del plotter.

Generalmente se trabaja a escala, por lo que las medidas reales antes de imprimir, se dan al soft del plotter

Plotters de impresión

Los de impresión tienen la posibilidad de imprimir en colores, al igual que una impresora o equipo de impresión de chorro de tinta. Se utiliza mucho para carteles y gigantografias, las que se van reproduciendo por partes.

La impresión se tiene la posibilidad de realizar en papel y tinta común, o con tintas especiales con protección para exteriores.

Plotters de corte

Poseen una cuchilla de la mitad del dimensión de una aguja de coser. Se utiliza para carteles, decoración de vehículos, vidrieras, etc. El material usado para este tipo de trabajos es vinilo para plotters (similar al de las calcomanías).

Plotters de corte e impresión

Existen maquinas que tienen la posibilidad de hacer los dos trabajos, el de corte y el de impresión (imprime con el sistema de chorro de tinta y luego tiene la posibilidad de recortar usando una cuchilla).

Clases de plotters

Los plotters se diferencian también en la manera de llevar a cabo los movimientos.

De mesa

Consta de una superficie plana, donde se coloca el papel o material a usar. A lo largo posee un par de rieles sobre los que se desplaza una varilla transversal, la cual tiene un carrito con movimiento de un carril hacia otro. El movimiento de la varilla sobre los rieles da una de las coordenadas de ubicación, por ejemplo “x”, mientras que el movimiento del carrito a lo largo de la varilla da la otra coordenada “y”.

A un lado de los rieles se encuentra el receptáculo que guarda las lapiceras, un mecanismo se encarga de capturar la lapicera que necesite para llevarla al carrito y dibujar.

De tambor

El papel se encuentra enrollado en el tambor giratorio, y el papel se mueve en una sola dirección. Una varilla de impresión que cubre todo el ancho de la hoja deposita pequeñas cargas estáticas sobre el papel a medida que barre toda su superficie, creando una imagen latente. Luego, se pasa el papel por depósitos de tinta electrostática, que es atraída por las cargas depositadas y convierte la imagen virtual en real. Para copias color, solo hay que pasar el papel tres veces por la varilla “impresora” y por recipientes de tintas diferentes.

Impresoras o equipos de impresión de gran formato

Denominamos de esta manera a aquellas impresoras o equipos de impresión, casi exclusivamente de tinta, que imprimen en formatos hasta el A2 (42×59,4 cm). Son impresoras o equipos de impresión que aúnan las ventajas de las impresoras o equipos de impresión de tinta en cuanto a velocidad, color y resolución aceptables junto a un precio bastante ajustado, generalmente una pequeña fracción del precio de un plotter.

Se utilizan para realizar carteles o pósters, pequeños planos o pruebas de planos grandes, así como cualquier tarea para la que sea apropiada una impresora o equipo de impresión de tinta de menor formato: cartas, informes, gráficos. Hasta hace poco sólo existían un par de modelos, ahora las hay de Epson, Canon e incluso HP.

Impresoras o equipos de impresión para grupos

Son impresoras o equipos de impresión de gran capacidad, preparadas para funcionar en una red incluso sin depender de un ordenador de la misma. Suelen ser impresoras o equipos de impresión láser, en ocasiones con soporte para color, con bandejas para 500 hojas o más, velocidades de más de 12 ppm reales y memoria por encima de 6 MB. Últimamente se tiende a que tengan funciones de fotocopiadora o capacidad para realizar pequeñas tiradas sin necesidad de emplear una fotocopiadora, e incluso clasifican y encuadernan.

Impresoras o equipos de impresión Fiscales

La Terminal Fiscal consta de una impresora o equipo de impresión conectada a un Gabinete Fiscal y asegurada mediante un Sello Fiscal.

Esta configuración cumple con los requisitos de la seguridad fiscal, controlando la información fiscal que se imprime y registrando datos que tienen relación con lo que se imprimió y se almacenó permanentemente en la Memoria Fiscal.

La información registrada en la Memoria Fiscal tiene la posibilidad de ser revisada contablemente con posterioridad por las autoridades fiscales y/o el usuario.

Funciones del Impresor fiscal.

Restringir lo que se tiene la posibilidad de imprimir en el comprobante y validar los datos recibidos de acuerdo con qué transacción fiscal se esté realizando.

Asegurar que se imprima información precisa para cada transacción fiscal.

Asegurar que se imprima información coincidente en el comprobante y en la cinta de auditoría para cada transacción fiscal.

Acumular y registrar el monto total de mercaderías vendidas y el impuesto al valor agregado total pagadero para cada comprobante.

Controlar aquello que se imprime durante las funciones de total y pago.

Numerar e identificar Comprobantes Fiscales según se diferencian de los comprobantes no fiscales.

Numerar e identificar los Comprobantes No Fiscales Homologados y los Comprobantes No Fiscales.

Acumular y registrar los totales de los comprobantes emitidos y las mercaderías vendidas durante el día.

Acumular Totales Diarios en Totales Generales de los comprobantes emitidos y las mercaderías vendidas.

Guardar los totales en la Memoria Fiscal y emitir un Comprobante Diario de Cierre de la Jornada Fiscal con los Totales Diarios.

Suministrar reportes fiscales para extraer la información registrada en la Memoria Fiscal.

Controlar la secuencia temporal de los cierres de la Jornada Fiscal . Se tiene la posibilidad de adelantar el reloj del Controlador Fiscal hasta en un día pero no esta permitido atrasar las fechas en más de 23 Hs.

Impedir cualquier actividad no autorizada que intente interferir con alguna de las funciones indicadas precedentemente.

Modos de Funcionamiento del Equipo

Luego de los testeos iniciales el equipo ingresa en uno de los siguientes modos de funcionamiento.

Modo Entrenamiento

Modo Operativo o Modo Fiscal

Modo Desfiscalizado.

En fábrica el equipo tiene el proceso de Inicialización o Certificación No Fiscal, que registra en la Memoria Fiscal los parámetros necesarios para la operación del Impresor fiscal, pero que no tienen relación con el propietario de la misma o el almacenamiento de datos fiscales en la Memoria Fiscal.

Modo Entrenamiento.

Antes de que se haya fiscalizado una terminal por primera vez, se lo tiene la posibilidad de usar como impresor fiscal, pero no producirá documentos fiscales ni acumulará totales fiscales.

Esta modalidad es útil para capacitar cajeros, desarrollar, depurar software y hardware de Punto de Venta, etc.

Modo Operativo o Modo Fiscal.

Antes de usar el impresor fiscal para producir documentos fiscales y registrar información fiscal, se la debe inicializar con información fiscal específica. Este proceso se denomina “fiscalización”.

La Fiscalización consiste en guardar la información impositiva necesaria para producir documentos fiscales en la tabla de Firma Fiscal y sólo se la tiene la posibilidad de realizar después que la terminal ha sido certificada .

En la tabla Fiscal existe la tasa general del I.V.A., que tiene la posibilidad de ser modificada según las resoluciones de la D.G.I. . Este valor es necesario para que el programa decida si debe imprimir o no, el porcentaje de I.V.A. a la derecha de la descripción del producto.

Después de la Fiscalización o Inicialización Fiscal se podrán emitir los siguientes documentos :

Comprobantes No Fiscales

Comprobantes Fiscales

Impresora o equipo de impresión Desfiscalizada.

La impresora o equipo de impresión tiene la posibilidad de dejar de funcionar como impresor fiscal , para lo cual debe enviarse un comando desde elHost.

Cuando dicho comando es recibido, el equipo deja constancia en la memoria fiscal que el equipo fue desfiscalizado, y a partir de ese momento, no imprime más documentos fiscales .

Para salir de este estado, se necesita la intervención de un Técnico Fiscal y dicha intervención queda asentada en la Memoria Fiscal.

Impresora o equipo de impresión :

La impresora, tiene la posibilidad de ser cualquier modelo que cumpla con las disposiciones dadas por la Dirección General Impositiva en la RG-4104/96 y sus modificaciones.

Placa fiscal:

La placa fiscal, es la encargada de convertir una impresora o equipo de impresión en una impresora o equipo de impresión fiscal . Se encarga de recibir las ordenes del HOST o PC , procesar los datos recibidos, y ordenar la impresión de los datos según la forma preestablecida por la Dirección General Impositiva en la RG-4104/96 y sus modificaciones.

Memoria de Trabajo:

La Placa Fiscal, utiliza la memoria de trabajo para almacenar los datos necesarios para su funcionamiento. Por ejemplo el importe del Ticket que se esta haciendo, los datos del encabezado o sello de la parte superior de un Ticket. En el caso de que se interrumpa la energía eléctrica, los datos almacenados en esta memoria no se perderán.

Memoria Fiscal:

La memoria Fiscal, es la memoria del Controlador Fiscal donde una vez que se guarda un dato, el mismo NO tiene la posibilidad de ser modificado

Envío de Información al impresor fiscal.

El principio de funcionamiento es que el HOST o PC envía ordenes a través de un port serie RS-232C a la Impresora o equipo de impresión Fiscal. La impresora o equipo de impresión procede según la orden recibida y luego informa al Host o PC si la orden se pudo ejecutar correctamente. Por este motivo la comunicación entre la Impresora o equipo de impresión Fiscal y el Host o PC , debe ser Bidireccional, utilizando un enlace serie con norma RS-232C (RG-DGI 4104/96).

Almacenamiento de datos en la Memoria de Trabajo.

La impresora o equipo de impresión fiscal, almacena el total de Pesos que se han facturado durante la jornada fiscal, y la cantidad de IVA que se ha cobrado a los Consumidores Finales.

Cada vez que se termina un ticket, se acumulan los datos que son de interes de la AFIP/DGI en la memoría de trabajo. Una vez cada 24 Horas, se debe ordenar a la Impresora o equipo de impresión Fiscal, que finalize la Jornada Fiscal (mediante la orden Cierre ‘Z’) , por lo que en ese momento se pasan los datos de la Memoría de Trabajo a la Memoría Fiscal.

Con esta forma de funcionamiento , la capacidad de la Memoria Fiscal es independiente de la cantidad de Tickets o Facturas que se emitan.

Impresión de la información.

Comprobantes No Fiscales.

Los comprobantes no fiscales se usan para producir documentos que no son comprobantes de ventas. Hay tres comandos que se utilizan para emitir comprobantes no fiscales. Su presentación al Impresor fiscal debe realizarse en el siguiente orden:

Abrir comprobante no fiscal:

Esto debe realizarse en primer lugar para que el Impresor fiscal acepte texto de impresión no fiscal. Este comando será rechazado si hay un comprobante fiscal o no fiscal ya abierto. El comprobante se identifica como “NO FISCAL” y se imprime el encabezado del mismo.

Imprimir texto fiscal en Comprobantes No Fiscales:

El Impresor fiscal acepta todas las líneas de texto fiscal que se requieran para producir el documento. Se aceptará este comando sólo si hay un comprobante no fiscal abierto. Se aceptará sólo texto Fiscal para la impresión, o sea con las limitación que se aplican a la palabra “TOTAL”

Cerrar comprobante no fiscal

Esto debe realizarse en último lugar. Este comando será rechazado si un comprobante no fiscal no está abierto. Se imprime la cola del comprobante y se realiza el avance y el corte del comprobante.

Comprobantes Fiscales

El Host o PC usa seis comandos para producir comprobantes fiscales. Salvo el primero (abrir), todos serán rechazados si un comprobante fiscal no está abierto. Su presentación al Impresor fiscal debe realizarse en este orden:

Abrir comprobante fiscal:

Esto debe realizarse en primer lugar para que el Impresor fiscal acepte otros comandos de ventas fiscales. Este comando será rechazado si un comprobante fiscal ya está abierto. Se imprime el encabezado del comprobante.

Imprimir texto fiscal:

El Terminal Fiscal acepta hasta 3 líneas de texto libre fiscal para producir el documento. Se aceptará sólo Texto Fiscal para la impresión.

Imprimir ítem de una línea:

Este comando tiene campos para el tipo de ítem de línea, descripción, cantidad, tasa impositiva y precio.

Subtotal:

Este comando hace que se imprima opcionalmente el total de la venta.

Se lo tiene la posibilidad de usar en cualquier momento mientras un Comprobante Fiscal está abierto para interrogar sobre el estado de una Transacción Fiscal .

Pago:

Este comando tiene campos para la descripción, el monto pagado y los montos facturados pero no cobrados.

El Controlador Fiscal imprimirá totales y, si son totalmente pagados, monto de cambio. Los comandos de ítem de línea no serán admitidos después que se ha aceptado este comando.De ser necesario este comando tiene la posibilidad de ser omitido, pero si se lo saltea; no sale impreso el monto de dinero pagado ni el vuelto.

Cerrar comprobante fiscal:

Esto se debe realizar en último lugar. Se efectúa el avance y el corte de la cola del comprobante.

Los totales de la venta se acumulan en los Totales Diarios en la Memoria de Trabajo.

Almacenamiento de datos en la Memoria Fiscal.

Este comando imprime el reporte de Totales Diarios y, transfiere los Totales Diarios desde la Memoria de Trabajo a la Memoria Fiscal. Por lo tanto, la duración de la memoria fiscal es independiente de la cantidad de transacciones que se realizan en el día.

Tinta

Cualquiera sea la tecnología aplicada a una impresora o equipo de impresión (hablando de las impresoras o equipos de impresión de inyección de tinta), el producto final consiste en tinta sobre papel, así que estos dos elementos son de vital importancia cuando se trata de producir logros de calidad. La calidad de salida de las impresoras o equipos de impresión de inyección de tinta va de pobre, con los colores bandeándose, a excelente, cercano a la calidad fotográfica.

Dos tipos enteramente diferentes de tinta son usadas en impresoras o equipos de impresión de inyección: una es lenta y penetrante y toma alrededor de diez segundos en secar, y la otra es una tinta de secado rápido, la cual seca aproximadamente 100 veces más rápido que la anterior. La primera es generalmente mejor para impresión monocromática, mientras que la última es usada para la impresión a color. En la impresión a color, a causa de que diferentes tintas son mezcladas, éstas necesitan secarse lo más rápido probable para evitar la distorsión. Si es usada tinta de secado lento para impresión a color, los colores tienden a correrse y mezclarse (bleeding) antes de secarse.

La tinta usada en la impresión a inyección es basada en agua y esto trae otros problemas. Los logros de algunas de las primeras impresoras o equipos de impresión de inyección tenían un alto riesgo de mancharse y correrse, pero en los últimos años ha habido un enorme avance en la química de las tintas. Las tintas basadas en aceite no son realmente una solución al problema, debido que elevarían demasiado los costos de mantenimiento del hardware. Los fabricantes están haciendo continuos progresos en el desarrollo de tintas resistentes al agua, pero los logros de las impresoras o equipos de impresión de inyección son todavía débiles frente a las láser.

Uno de los mayores objetivos de los fabricantes de impresoras o equipos de impresión de inyección, es desarrollar la habilidad de imprimir sobre cualquier medio. El secreto de esto es la química de las tintas, y la mayoría de los fabricantes cuidan celosamente sus fórmulas. Compañías como Hewlett-Packard, Canon y Epson invierten grandes sumas de dinero en investigación para hacer continuos avances en los pigmentos.

Las impresoras o equipos de impresión de inyección de hoy usan tintes basados en pequeñas moléculas (menores a 50 nm), para las tintas cian, magenta y amarilla. Éstas tienen alto brillo y una amplia gama de colores, pero no son lo suficientemente resistentes a la luz o al agua. Los pigmentos basados en moléculas más grandes (50 a 100 nm), son más resistentes, pero no tienen la posibilidad de entregar los mismos colores y no son transparentes. Esto significa que los pigmentos son actualmente usados solo para la tinta negra. Desarrollos futuros se concentrarán en generar tintas CMY resistentes al agua y a la luz basadas en moléculas más pequeñas.

Papel

La mayoría de las impresoras o equipos de impresión actuales de inyección requieren papel de alta calidad, satinado o cuche para la producción de salida con realismo fotográfico, y esto tiene la posibilidad de ser muy caro. Una de las últimas proclamas de los fabricantes es hacer la impresión a color, independientemente del medio, y el logro de esta meta es generalmente medido por la calidad de la impresión en un papel de copia vulgar. Esto ha sido vastamente mejorado de unos años a esta parte, pero el papel satinado o cuche es todavía necesario para lograr calidad fotográfica. Algunos fabricantes, como Epson, también son propietarios de su propia marca de papel, que está optimizada para su uso con la tecnología piezo-eléctrica, también de su propiedad.

Las impresoras o equipos de impresión de inyección tienen la posibilidad de volverse caras cuando los fabricantes intentan vender sus propios consumibles. El papel producido por compañías independientes es mucho más barato que el que es proveído directamente por los fabricantes de impresoras o equipos de impresión, pero tratan de ser aptos para todos los modelos y marcas de impresoras o equipos de impresión, haciendo que raramente se aprovechen las ventajas de las características de un modelo de impresora o equipo de impresión en particular.

Un gran acuerdo en la investigación ha sido la producción de papel de tipo universal, que está optimizado específicamente para impresoras o equipos de impresión de inyección. El papel Plus Colour Jet, producido por Wiggins Teape, es papel recubierto (coated) producido específicamente para la tecnología de inyección, y el Conqueror CX22 está diseñado para documentos de negocios en tinta negra y toques de color. Este está optimizado tanto para las impresoras o equipos de impresión de inyección como para las láser.

El papel pre-acondicionado busca mejorar la calidad de la inyección en el papel vulgar preparándolo para recibir la tinta con un agente que amarra pigmento al papel, reduciendo la ganancia de punto y el manchado. Lo interesante de este esfuerzo es tratar de lograrlo sin tener que incurrir en un esfuerzo dramático de performance. Si esta técnica resulta, una de las más grandes barreras para el uso generalizado de la tecnología de inyección habrá sido removida.

Consumibles para impresoras o equipos de impresión láser

La mayoría de las láser usan tecnología de cartucho basado en un tambor orgánico fotoconductivo (OPC), recubierto por material sensitivo a la luz. Durante la vida útil de la impresora, el tambor necesita ser reemplazado periódicamente debido a que su superficie se deteriora, como así también, su calidad de impresión. El cartucho es otro gran item a ser tenido en cuenta, su vida útil depende de la cantidad de tóner que contenga. Cuando el tóner se agota, el cartucho es reemplazado. A veces el cartucho de tóner y el OPC están en compartimientos separados, pero en el peor de los casos, el tambor está localizado dentro del cartucho. Esto significa que cuando el tóner se agota, el tambor entero conteniendo el OPC y el cartucho necesita ser cambiado, lo que aumenta considerablemente sus costos operativos y produce grandes desperdicios.

La situación es todavía peor con una láser color – que tiene la posibilidad de tener actualmente más de nueve consumibles separados (cuatro tóners a color, un tambor OPC, una unidad desarrolladora, el fundidor o fuser, el aceite para el fuser, y el compartimiento de tóner de desecho). Muchos de estos deben ser ajustados cuando la impresora o equipo de impresión es seteada, y todos se agotan después de un número variable de páginas, dependiendo del fabricante y del uso. El gran número de componentes es la razón más poderosa para justificar su costo y la falta general de usabilidad y manejabilidad de las láser color, y la reducción de este número es una meta a lograr por los fabricantes.

Algunos han tratado de mejorar la situación haciendo los tambores más durables y eliminando todos los consumibles exceptuando el tóner. Kyocera, fue el primer fabricante en producir una impresora o equipo de impresión “cartridge-free” (sin cartucho) que usa un tambor de silicon amorfo. El tambor tiene una capa muy robusta que dura lo que dura la vida útil de la impresora, así que el único consumible que requiere reemplazo regular es el tóner y hasta éste viene en un envoltorio hecho por un plástico no tóxico, diseñado para ser incinerado sin producir gases dañinos.

Problemas usuales de impresión

Arrastre de hojas

Un problema muy frecuente, cuando se trabaja con cualquier tipo de impresora, es que ésta, en vez de imprimir las hojas de una en una, arrastre varias a la vez, lo que normalmente también se traduce en un atasco de papel.

Probables causas

El empleo de un tipo de papel poco apropiado para imprimir tiene la posibilidad de ser una invitación a los errores de este tipo. En cualquier caso hay que evitar poner hojas demasiado gruesas o arrugadas.

Colocar demasiadas hojas en la bandeja de papel, o hacerlo de manera incorrecta también lleva a estas situaciones.

Baja calidad de impresión

Este problema se refleja en la aparición de gráficos o texto incompletos en la hoja.

Probables causas

Las impresiones que aparecen cortadas, o fragmentadas en varias hojas, tienen la posibilidad de estar causados por una impresora o equipo de impresión con pocas prestaciones. Más habitual es, sin embargo, que la impresora o equipo de impresión esté mal configurada. Los parámetros referentes al dimensión de papel, a la orientación del mismo y a los márgenes no están bien ajustados en las propiedades de la impresora o equipo de impresión o en el programa que se usa para imprimir.

Problemas con las fuentes

Si después de enviar un documento de texcto a imprimir se comprueba que la apariencia de los caracteres que salen en las páginas impresas nada tiene que ver con lo que se ve en pantalla, seguramente es debido a que se le está pidiendo al sistema que imprima una fuente, que la impresora o equipo de impresión es incapaz de reconocer.

Razones

La fuente se que quiere usar no está correctamente instalada en el sistema o el archivo correspondiente está dañado. También tiene la posibilidad de suceder que la impresora o equipo de impresión corresponde a un modelo antiguo que no acepta fuentes TrueType.

En la mayoría de los casos se tiene la posibilidad de salir al paso de esta situación si se reinstala la tipografía problemática o se busca otra parecida, y se la usa en su lugar. Pero si la impresora o equipo de impresión no acepta la tecnología TrueType se deberá configurarla para que imprima las fuentes como si se tratara de gráficos.

Problemas de color

A veces, al imprimir en color, sobre todo en el caso de imágenes, fotografías o gráficos complejos, la calidad tiene la posibilidad de dejar mucho que desear: los contenidos no se imprimen bien o en la página son muy diferentes a los que se ven en pantalla.

Causas

El tipo de papel empleado no es el más adecuado para imprimir documentos en color.

En propiedades de la impresora o equipo de impresión están seleccionadas opciones de resolución, tramado e poder, que no funcionan bien para este tipo de impresiones.

El monitor y la impresora o equipo de impresión no actúan de manera sincronizado para mostrar e imprimir, respectivamente, los mismos colores.

Fallas en impresoras o equipos de impresión matriciales

Las impresoras o equipos de impresión de matriz de punto tienen merecida fama de aparatos confiables. Su mecánica robusta y su exclusividad – hasta hace poco – en el uso del papel continuo, las convierten en el dispositivo indicado para imprimir sin descanso durante mucho tiempo. No obstante, en ocasiones, tienen la posibilidad de presentar dificultades: por ejemplo, que el documento impreso salga borroso, muy oscuro o demasiado claro. También es probable que a lo largo del papel varíe la tonalidad o aparezca en todas sus líneas una franja en blanco.

El aspecto borroso de todos los documentos impresos se debe a la suciedad acumulada en el cabezal de agujas del dispositivo.

Un tono demasiado oscuro o claro en la impresión se produce cuando la distancia entre la cita y el cabezal no es correcta, o el papel usado tiene un grosor inadecuado.

Cuando varía el tono a lo largo del papel, la causa principal está probablemente en la cinta, que tiene algunas zonas más gastadas que otras.

Si alguna de las agujas del cabezal se rompió y no es operativa, la zona que le tocará imprimir aparecerá en blanco; esto es lo que provoca que cada línea tenga una franja sin imprimir.

Problemas de tinta

La mayoría de los problemas relacionados con las impresoras o equipos de impresión de inyección de tinta tienen su origen en el cartucho de tinta. El usuario tiene la posibilidad de sufrir diversas contrariedades: que el documento se aclare excesivamente tras ser impreso, que el texto se corte en los bordes del papel, o que las líneas en los gráficos sean muy irregulares. También tiene la posibilidad de suceder que salgan bandas horizontales diferenciadas al imprimir imágenes con rellenos uniformes o, simplemente que no se imprima nada.

Causas

La tinta utijlizada se aclara con el tiempo, dependiendo de la calidad de la misma y del papel utilizado.

Los márgenes se han configurado mal. Hay que tener en cuenta que el área del papel donde tienen la posibilidad de imprimirse con este tipo de impresora o equipo de impresión es algo menor.

Las líneas rectas no se imprimen uniformes cuando los cabezales no se han alineado correctamente.

Si no sale nada impreso en el papel y la impresora o equipo de impresión está trabajando, es más que probable que se hayan secado lás válvulas o se haya terminado la tinta del cartucho.

Problemas con las láser

Pese a la avanzada tecnología de las impresoras o equipos de impresión láser, los documentos impresos con estos dispositivos no están a salvo de fallas imprevistas. Las hojas impresas tienen la posibilidad de salir con líneas blancas esfumadas, o tienen la posibilidad de aparecer reiteradamente marcas verticales a lo largo de la página, incluso manchas negras e irregulares repartidas de forma aleatoria. Otro problema adicional es que de la impresora o equipo de impresión surjan olores extraños.

Causas

Las líneas blancas o el cambio de tonalidad en el documento son el mejor indicador para saber que el tóner se está acabando.

Las líneas negras, que aparecen generalmente de forma vertical, se producen cuando el tambor de impresión está rayado o el mecanismo de fijación del tóner se averió.

Si el documento se imprime con manchas irregulares, probablemente la impresora o equipo de impresión está sucia, tiene restos de tóner en el interior del mecanismo, o el papel utilizado no es el más adecuado.

El mal olor se produce por los solventes que contiene la resina del tóner.

Fallas en la comunicación

La mayoría de las advertencias escritas que aparecen en la pantalla, y que tienen que ver con la impresora, son indicaciones que proceden del dispositivo para avisar al usuario de alguna anomalía que requiere su intervención. Pero existe un mensaje de error que manda el sistema operativo cuando detecta un problema importante, que se refiere al “tiempo de espera agotado”. Con este texto, el sistema indica al usuario que no pudo encontrar la impresora o equipo de impresión y, por lo tanto, que resulta improbable enviar los documentos.

Como primer paso hay que asegurarse que la impresora o equipo de impresión esté encendida y comprobar el cable de conexión. Tal vez necesite reiniciar el sistema operativo después de encenderla.

Revisar la bandeja de papel y asegurarse que está llena y bien colocada. Algunas impresoras o equipos de impresión muestran una luz parpadeante o emiten un sonido para avisar que se terminó el papel o que la bandeja de alimentación está mal sujetada. Sin embargo, no advierten al sistema de ello, con lo que éste muestra el citado mensaje.

Aunque la impresora o equipo de impresión esté en marcha, tiene la posibilidad de ser que tenga algún problema. Revisar si el dispositivo está preparado para trabajar: un punto luminoso – normalmente de color verde – así lo informa.

INTRODUCCION

Además de los sistemas que todos conocemos (matriciales, inyección de tinta, láser, etc.), existe la variante propia que cada marca ofrece para llevar adelante estos métodos. Es nuestro objetivo, entonces, brindarles en estas páginas los puntos en común para que puedan desarmar una impresora o equipo de impresión y rescatarla de cualquier situación agonizante.

DRIVERS Y PUERTO LPT

Parece tonto hacer referencia a elementos tan obvios, pero al momento de buscar las causas de un problema, éstos se convierten en una parada casi obligada para efectuar verificaciones. Varios técnicos pierden horas desarmando una unidad completa, para terminar dándose cuenta de que la falla están en la misma PC. Falta de comunicación con la impresora, aparición de caracteres extraños, impresiones fuera de margen o interrumpidas en forma abrupta son algunos de los indicadores de que hay problemas en estos sectores. Lo primero es corroborar la aparición de conflictos entre el puerto paralelo y algún accesorio instalado. Si vamos al [Administrador de dispositivos], que encontramos dentro de [Sistema] en el [Panel de control], accedemos a la lista de todos los componentes instalados. Abriendo la rama [Puertos (COM y LPT)], podemos observar los diferentes recursos que éste utiliza, mediante la opción [Propiedades] del menú que emerge al hacer click derecho sobre el puerto de la impresora. En Windows 98, el puerto paralelo hace uso de un canal IRQ, que suele ser el 7, también empleado por algunas placas multimedia. Si existe algún conflicto, en el Setup de la PC (entramos con o durante el inicio), podemos cambiarlo por alguno que esté libre en ese momento. En Windows XP este problema ya está previsto, debido a que dentro de la misma ventana de [Propiedades] encontramos una solapa denominada [Propiedades del Puerto], donde se ofrece la posibilidad de no asignarle ningún IRQ y, así, evitar cualquier conflicto. Otro tema que debemos tener en cuenta en Windows 98 es el uso de escáneres paralelos, que suelen acarrear más de un dolor de cabeza cuando generan interrupciones en la transferencia de datos a la impresora. Esto se soluciona en gran medida efectuando una actualización de los drivers correspondientes; lo mismo ocurre en el caso de la impresora. Si ninguno de estos pasos resuelve la situación, desinstalamos todo y volvemos a restaurar usando el instalador tradicional. Aclaramos este punto debido a que el método de agregar una impresora o equipo de impresión desde el Panel de control suele obviar la incorporación de archivos muy importantes para su correcto funcionamiento. (Ver la figura 1 y 2).

DESARMANDO LA IMPRESORA

Ahora que pasamos el control de rutina obligado, vamos a desarmar la impresora. Volviendo al tema de la variedad de marcas y modelos existentes en el mercado, deberíamos dedicar una revista entera a este punto si quisiéramos repasar el método para cada una. Como eso no es probable, vamos a tomar un estándar que representa a la mayoría: Epson Stylus Color 400.

*

¿Por qué Epson? Debido a que son las más delicadas, debido a su sistema de cabezal incorporado a la impresora o equipo de impresión y no al cartucho, como ocurre en las HP. Esto, a su vez, implica que los insumos son mucho más baratos, con lo cual se vuelve muy popular entre los usuarios.

*

¿Por qué la Stylus Color 400? Debido a que su mecanismo y estructura la convierten en una impresora o equipo de impresión tipo dentro de la línea Epson. Por lo tanto, aprendiendo a manipular este equipo, resultará muy sencillo adaptarse luego a los otros modelos.

El proceso de desarme inicial es muy sencillo, ya que sacando la cubierta protectora, accedemos a la mayoría de los componentes fundamentales. Por lo general, el resto de la estructura está montada sobre partes metálicas unidas con tornillos y trabas bien visibles. De todas maneras, hay que ser muy cautos al realizar esta tarea, tratando de no forzar nada y llevando un estricto control de la ubicación exacta de los elementos que se extraen. Volviendo a la cubierta, ésta se encuentra sujeta con 4 tornillos, 2 a los costados de la bandeja de entrada del papel y otros 2 que se observan con claridad al levantar la tapa que cubre el mecanismo. Para retirarlos, utilizamos un destornillador del tipo Philips, conocido por su punta en forma de cruz. Luego sólo hace falta tomar la cubierta por los laterales y levantarla para dejar todo al descubierto. (Ver figura 3).

¡MANOS A LA OBRA!

La impresora o equipo de impresión es uno de los periféricos más “reparables” que tiene la PC, debido a que cuenta con muchos componentes que tienen la posibilidad de ser reemplazados o reparados a costos bastante inferiores que el de una unidad nueva; salvo excepciones, como el caso del cabezal de impresión, que tiene la posibilidad de alcanzar valores cercanos a los U$S 130 (cabezal negro para Epson Stylus Color 800). Lo importante es identificar bien cada falla, para así tomar las decisiones del caso sobre la base de la conveniencia de cada uno.

LIMPIEZA Y LUBRICACION DEL MECANISMO

Uno de los inconvenientes más comunes que suelen presentarse está en el mecanismo de impresión, compuesto por engranajes, correas y guías propensos a sufrir fallas de toda clase. Los síntomas típicos de estos casos son la presencia de ruidos, problemas en la carga de la hoja, textos desalineados o interrupciones en la impresión. Si observamos sobre el lateral izquierdo del equipo (viéndolo de frente), encontraremos un sistema de engranajes que controla la carga y el transporte de la hoja. El polvillo circulante en el ambiente suele impregnarse en la grasa que lubrica este sistema, formando una pasta que lo frena y tiene la posibilidad de provocar daños muy severos. Lo primero será hacer un control visual para observar el correcto estado de los dientes de cada engranaje. Luego, con un aerosol removedor de partículas o con alcohol isopropílico impregnado en un hisopo, quitamos toda la suciedad adherida, y con la punta de un destornillador plano, volvemos a colocar grasa lubricante en pequeñas proporciones sobre diferentes puntos del mecanismo. Esta grasa debe ser exclusivamente la que se utiliza en equipos electrónicos; tienen la posibilidad de consultar en algún comercio del ramo para elegir la correcta.

Si miramos ahora en la parte frontal, encontraremos la guía sobre la que se desplazan los cabezales de impresión. Es imprescindible que ésta brinde las condiciones óptimas para que el mecanismo se deslice en forma suave y sin roces. En este caso, procedemos de una forma muy similar a la anterior: con los mismos elementos de limpieza quitamos todos los restos de polvillo y grasa vieja, y luego aplicamos pequeñas dosis de lubricante a lo largo de toda la guía.

Por último, otro elemento que influye en gran medida es la correa dentada que transmite el movimiento desde el motor. Esta debe encontrarse en buen estado y bien tensada. Si es necesario, con un paño humedecido en el mismo alcohol isopropílico, podemos limpiar su superficie para quitar cualquier partícula que esté ocasionando problemas. Sobre una de las puntas veremos un resorte que se encarga de mantenerla tensada. Verifiquemos que no esté vencido, ejerciendo la presión necesaria para tal fin.

Una vez realizados todos estos pasos, tendremos que efectuar un par de impresiones de prueba para lograr que el mecanismo se mueva y autolubrique. Si es necesario realizar algún reemplazo, precisaremos un manual de servicio de la impresora, donde figure el despiece correspondiente con los códigos de cada parte, para poder solicitarlos en fábrica.

LIMPIEZA DE CABEZALES

Uno de los componentes más delicados de la impresora o equipo de impresión es el cabezal de impresión. Además del desgaste propio debido al uso diario, este elemento suele sufrir constantes castigos al ser expuesto a recargas o a cartuchos de mala calidad. Los inyectores trabajan en condiciones que requieren una tinta que cumpla con requisitos mínimos de viscosidad y refrigeración, para evitar taponamientos y daños irreparables. En próximas ediciones se hará mención al caso de un cabezal arruinado por no respetar estas normas básicas y se hablará del papel que cumple la tinta, más allá de impregnarse en el papel.

No bien notamos la aparición de líneas blancas (ausencia de tinta) en las impresiones, podemos realizar el procedimiento de autolimpieza incorporado a la impresora. Pero si en el segundo intento no obtenemos logros, debemos detener en forma inmediata el equipo y efectuar una limpieza manual. Resaltamos este punto debido a que, si forzamos a los inyectores a trabajar sin tinta circulante que los refrigere, corremos serios riesgos de causar daños que nos obliguen a un reemplazo inevitable. Muchas empresas de electroquímicos se dedican a comercializar líquidos especiales capaces de destapar los diminutos capilares e inyectores. Haciendo uso de ellos, aplicaremos un método que se divide en dos partes.

La primera es la más simple. Llenamos un recipiente no muy profundo con el líquido e introducimos el cabezal de manera que la única zona que quede sumergida sea la cabeza que contiene los inyectores, encargada de volcar la tinta sobre el papel. Deberá quedar en esta posición durante unas 12 horas, para así obtener los logros esperados. Tenemos que evitar a toda costa que el líquido tome contacto con el circuito impreso, a fin de evitar cortocircuitos.

Con esto nos aseguramos de destapar los inyectores, pero tiene la posibilidad de ocurrir que quede un remanente de tinta reseca en los capilares que transportan la tinta desde el cartucho. Por lo tanto, ahora pasaremos a la segunda parte, un tanto más delicada. Cargamos el líquido en una jeringa y le adosamos una pequeña manguera, que calce también en el pico que perfora el cartucho para absorber la tinta. A partir de allí comenzaremos a ejercer una pequeña presión a fin de inyectarlo en forma lenta por los capilares hasta que comience a salir por los inyectores. Luego volvemos a sumergir el cabezal otras 12 horas y verificamos los logros haciendo una serie de pruebas de impresión. Como verán, éste no es un método para impacientes, ya que requiere varias horas para llevarlo adelante, y es probable que debamos repetir todos los pasos más de una vez.

SISTEMA DE AUTOLIMPIEZA

La mayoría de las impresoras o equipos de impresión posee, sobre el lateral derecho, un sistema de autolimpieza que, mediante un mecanismo compuesto por mangueras y almohadillas, absorbe la tinta desde el cabezal y la deposita en un “colchón” ubicado en la parte inferior del equipo. Este mecanismo se activa mediante software, desde un botón en la parte frontal o en forma automática una vez que transcurre un lapso de tiempo. El problema surge cuando la tinta se acumula en exceso y comienza a generar el efecto contrario, ocasionando taponamientos constantes. Si damos vuelta la impresora, encontramos una tapa de plástico negro que está sostenida por un tornillo y una pequeña traba metálica. Esta tapa contiene las almohadillas donde se depositan los restos de tinta. Con mucha paciencia, agua y jabón, limpiamos cuidadosamente cada una de ellas. Hacemos lo mismo con las pequeñas mangueras y el sistema de absorción. Una vez que todo está en condiciones, volvemos a montar el mecanismo y hacemos un par de limpiezas automáticas para corroborar el correcto ensamblaje de los elementos.

SENSORES DE MOVIMIENTO

El movimiento de cada uno de los motores está limitado por una serie de sensores que detectan cuando el mecanismo llega a un cierto límite. Uno de ellos se encuentra junto al sistema de autolimpieza y avisa cuando el cabezal de impresión llega al tope de la guía de desplazamiento. Por algún motivo, es común encontrar fallas en esos sensores, lo que determina que el movimiento del carro sea errático y se produzcan impresiones fuera de margen y hasta roturas de engranajes al forzar movimientos fuera del límite. Para verificar su correcto estado, tomamos un téster en la función de óhmetro y medimos la resistencia en las patas del sensor. Esta debería ser casi total; tiene la posibilidad de marcar, a lo sumo, un débil paso de la corriente. Si el téster indica una resistencia de 0 ohms, el componente está en cortocircuito, de modo que habrá que reemplazarlo. Lo mismo se aplica a cualquier otro sensor presente en la impresora.

MOTOR DE IMPRESION

Uno de los motores principales es el que permite el movimiento de los cabezales, transportado por la correa de goma dentada. Si durante la impresión notamos una falla o ausencia de este movimiento, tiene la posibilidad de deberse a un problema en el motor. En la parte trasera hay 4 tornillos; si los quitamos con cuidado, accedemos al eje y a los conectores de las bobinas. Primero lubricamos el eje con una gota de aceite y luego medimos las bobinas con el téster puesto en óhmetro. Cada bobina debería darnos una resistencia aproximada de 18 ohms; si alguna marca un exceso hacia cualquiera de los límites, quizá esté cortada o en cortocircuito. Si está todo bien, armamos otra vez todo con cuidado y probamos la efectividad del proceso de lubricación.

CINTAS DE DATOS

Este es uno de los elementos que hay que reemplazar con mayor frecuencia. A fin de evitar paquetes con grandes cantidades de cables, se suele usar una cinta con varios conductores metálicos que transportan datos de una forma más prolija. El problema surge cuando el elemento receptor está en constante movimiento (como sucede con los cabezales), ya que esto genera pliegues que, con el tiempo, terminan por producir cortes. Muchas de las fallas en la impresión se deben a daños en alguno de los conductores de una de las cintas. Por lo general, éstas se conectan mediante pequeños zócalos que son muy simples de abrir para liberarlas. Una vez quitadas, medimos todas las puntas con el óhmetro para comprobar el buen estado de cada conductor. Es conveniente efectuar movimientos en la cinta mientras medimos, para sacarnos la duda de la presencia de un “falso contacto”. Luego, con un aerosol limpiacontactos, limpiamos la superficie de los zócalos y volvemos a instalar la cinta para efectuar la prueba correspondiente.

FUENTE DE ALIMENTACION

En la parte inferior trasera de la unidad, hay una tapa metálica que está sostenida por una serie de tornillos en los costados. Si los quitamos, podemos levantarla y veremos la placa principal y la fuente de alimentación. Un pequeño circuito impreso ubicado a la izquierda -que distinguimos debido a que el cable de la corriente se encuentra unido a él- es la parte que se encuentra más expuesta a sufrir daños provocados por variaciones abruptas en la línea de energía. Si la impresora o equipo de impresión no enciende, es muy probable que haya una avería en este sector. Se trata de una fuente conmutada, muy similar a la de las PC, con componentes muy simples de verificar, como fusibles, capacitores electrolíticos, bobinas y resistencias. Con el téster puesto en la función de óhmetro, podemos verificar cada uno de ellos y efectuar el reemplazo correspondiente. Si tienen dudas respecto a la forma de hacerlo, en el artículo sobre Reparación de monitores de POWERUSR #04, encontrarán una completa guía aplicada a cada componente. En caso de que el daño sea muy importante, podemos solicitar en fábrica la unidad completa para solucionar el problema de una manera más simple.

Hasta en esta sección hemos visto los procedimientos de rutina para solucionar los problemas más sencillos que podemos encontrar en una impresora, y que nos harán ahorrar unos cuantos pesos en servicio técnico. De más está decir que existen miles de averías que sería improbable enumerar en una sola nota, muchas relacionadas con la placa principal que controla las funciones de impresión. Pero no se desanimen, debido a que para los que siempre quieren más, estamos preparando una serie de informes dedicados a reparación avanzada, que incluirán todos los puntos que en esta sección se quedaron afuera. Respecto a los electroquímicos que nombramos, sumamente útiles para reparar componentes de estas características, tienen la posibilidad de encontrarlos, por ejemplo, en www.edelta.com.ar, una empresa dedicada a fabricarlos y distribuirlos en toda Latinoamérica. Hasta la próxima y ¡a reparar se ha dicho!

INTRODUCCION

Además de los sistemas que todos conocemos (matriciales, inyección de tinta, láser, etc.), existe la variante propia que cada marca ofrece para llevar adelante estos métodos. Es nuestro objetivo, entonces, brindarles en estas páginas los puntos en común para que puedan desarmar una impresora o equipo de impresión y rescatarla de cualquier situación agonizante.

DRIVERS Y PUERTO LPT

Parece tonto hacer referencia a elementos tan obvios, pero al momento de buscar las causas de un problema, éstos se convierten en una parada casi obligada para efectuar verificaciones. Varios técnicos pierden horas desarmando una unidad completa, para terminar dándose cuenta de que la falla están en la misma PC. Falta de comunicación con la impresora, aparición de caracteres extraños, impresiones fuera de margen o interrumpidas en forma abrupta son algunos de los indicadores de que hay problemas en estos sectores. Lo primero es corroborar la aparición de conflictos entre el puerto paralelo y algún accesorio instalado. Si vamos al [Administrador de dispositivos], que encontramos dentro de [Sistema] en el [Panel de control], accedemos a la lista de todos los componentes instalados. Abriendo la rama [Puertos (COM y LPT)], podemos observar los diferentes recursos que éste utiliza, mediante la opción [Propiedades] del menú que emerge al hacer click derecho sobre el puerto de la impresora. En Windows 98, el puerto paralelo hace uso de un canal IRQ, que suele ser el 7, también empleado por algunas placas multimedia. Si existe algún conflicto, en el Setup de la PC (entramos con o durante el inicio), podemos cambiarlo por alguno que esté libre en ese momento. En Windows XP este problema ya está previsto, debido a que dentro de la misma ventana de [Propiedades] encontramos una solapa denominada [Propiedades del Puerto], donde se ofrece la posibilidad de no asignarle ningún IRQ y, así, evitar cualquier conflicto. Otro tema que debemos tener en cuenta en Windows 98 es el uso de escáneres paralelos, que suelen acarrear más de un dolor de cabeza cuando generan interrupciones en la transferencia de datos a la impresora. Esto se soluciona en gran medida efectuando una actualización de los drivers correspondientes; lo mismo ocurre en el caso de la impresora. Si ninguno de estos pasos resuelve la situación, desinstalamos todo y volvemos a restaurar usando el instalador tradicional. Aclaramos este punto debido a que el método de agregar una impresora o equipo de impresión desde el Panel de control suele obviar la incorporación de archivos muy importantes para su correcto funcionamiento. (Ver la figura 1 y 2).

DESARMANDO LA IMPRESORA

Ahora que pasamos el control de rutina obligado, vamos a desarmar la impresora. Volviendo al tema de la variedad de marcas y modelos existentes en el mercado, deberíamos dedicar una revista entera a este punto si quisiéramos repasar el método para cada una. Como eso no es probable, vamos a tomar un estándar que representa a la mayoría: Epson Stylus Color 400.

*

¿Por qué Epson? Debido a que son las más delicadas, debido a su sistema de cabezal incorporado a la impresora o equipo de impresión y no al cartucho, como ocurre en las HP. Esto, a su vez, implica que los insumos son mucho más baratos, con lo cual se vuelve muy popular entre los usuarios.

*

¿Por qué la Stylus Color 400? Debido a que su mecanismo y estructura la convierten en una impresora o equipo de impresión tipo dentro de la línea Epson. Por lo tanto, aprendiendo a manipular este equipo, resultará muy sencillo adaptarse luego a los otros modelos.

El proceso de desarme inicial es muy sencillo, ya que sacando la cubierta protectora, accedemos a la mayoría de los componentes fundamentales. Por lo general, el resto de la estructura está montada sobre partes metálicas unidas con tornillos y trabas bien visibles. De todas maneras, hay que ser muy cautos al realizar esta tarea, tratando de no forzar nada y llevando un estricto control de la ubicación exacta de los elementos que se extraen. Volviendo a la cubierta, ésta se encuentra sujeta con 4 tornillos, 2 a los costados de la bandeja de entrada del papel y otros 2 que se observan con claridad al levantar la tapa que cubre el mecanismo. Para retirarlos, utilizamos un destornillador del tipo Philips, conocido por su punta en forma de cruz. Luego sólo hace falta tomar la cubierta por los laterales y levantarla para dejar todo al descubierto. (Ver figura 3).

¡MANOS A LA OBRA!

La impresora o equipo de impresión es uno de los periféricos más “reparables” que tiene la PC, debido a que cuenta con muchos componentes que tienen la posibilidad de ser reemplazados o reparados a costos bastante inferiores que el de una unidad nueva; salvo excepciones, como el caso del cabezal de impresión, que tiene la posibilidad de alcanzar valores cercanos a los U$S 130 (cabezal negro para Epson Stylus Color 800). Lo importante es identificar bien cada falla, para así tomar las decisiones del caso sobre la base de la conveniencia de cada uno.

LIMPIEZA Y LUBRICACION DEL MECANISMO

Uno de los inconvenientes más comunes que suelen presentarse está en el mecanismo de impresión, compuesto por engranajes, correas y guías propensos a sufrir fallas de toda clase. Los síntomas típicos de estos casos son la presencia de ruidos, problemas en la carga de la hoja, textos desalineados o interrupciones en la impresión. Si observamos sobre el lateral izquierdo del equipo (viéndolo de frente), encontraremos un sistema de engranajes que controla la carga y el transporte de la hoja. El polvillo circulante en el ambiente suele impregnarse en la grasa que lubrica este sistema, formando una pasta que lo frena y tiene la posibilidad de provocar daños muy severos. Lo primero será hacer un control visual para observar el correcto estado de los dientes de cada engranaje. Luego, con un aerosol removedor de partículas o con alcohol isopropílico impregnado en un hisopo, quitamos toda la suciedad adherida, y con la punta de un destornillador plano, volvemos a colocar grasa lubricante en pequeñas proporciones sobre diferentes puntos del mecanismo. Esta grasa debe ser exclusivamente la que se utiliza en equipos electrónicos; tienen la posibilidad de consultar en algún comercio del ramo para elegir la correcta.

Si miramos ahora en la parte frontal, encontraremos la guía sobre la que se desplazan los cabezales de impresión. Es imprescindible que ésta brinde las condiciones óptimas para que el mecanismo se deslice en forma suave y sin roces. En este caso, procedemos de una forma muy similar a la anterior: con los mismos elementos de limpieza quitamos todos los restos de polvillo y grasa vieja, y luego aplicamos pequeñas dosis de lubricante a lo largo de toda la guía.

Por último, otro elemento que influye en gran medida es la correa dentada que transmite el movimiento desde el motor. Esta debe encontrarse en buen estado y bien tensada. Si es necesario, con un paño humedecido en el mismo alcohol isopropílico, podemos limpiar su superficie para quitar cualquier partícula que esté ocasionando problemas. Sobre una de las puntas veremos un resorte que se encarga de mantenerla tensada. Verifiquemos que no esté vencido, ejerciendo la presión necesaria para tal fin.

Una vez realizados todos estos pasos, tendremos que efectuar un par de impresiones de prueba para lograr que el mecanismo se mueva y autolubrique. Si es necesario realizar algún reemplazo, precisaremos un manual de servicio de la impresora, donde figure el despiece correspondiente con los códigos de cada parte, para poder solicitarlos en fábrica.

LIMPIEZA DE CABEZALES

Uno de los componentes más delicados de la impresora o equipo de impresión es el cabezal de impresión. Además del desgaste propio debido al uso diario, este elemento suele sufrir constantes castigos al ser expuesto a recargas o a cartuchos de mala calidad. Los inyectores trabajan en condiciones que requieren una tinta que cumpla con requisitos mínimos de viscosidad y refrigeración, para evitar taponamientos y daños irreparables. En próximas ediciones se hará mención al caso de un cabezal arruinado por no respetar estas normas básicas y se hablará del papel que cumple la tinta, más allá de impregnarse en el papel.

No bien notamos la aparición de líneas blancas (ausencia de tinta) en las impresiones, podemos realizar el procedimiento de autolimpieza incorporado a la impresora. Pero si en el segundo intento no obtenemos logros, debemos detener en forma inmediata el equipo y efectuar una limpieza manual. Resaltamos este punto debido a que, si forzamos a los inyectores a trabajar sin tinta circulante que los refrigere, corremos serios riesgos de causar daños que nos obliguen a un reemplazo inevitable. Muchas empresas de electroquímicos se dedican a comercializar líquidos especiales capaces de destapar los diminutos capilares e inyectores. Haciendo uso de ellos, aplicaremos un método que se divide en dos partes.

La primera es la más simple. Llenamos un recipiente no muy profundo con el líquido e introducimos el cabezal de manera que la única zona que quede sumergida sea la cabeza que contiene los inyectores, encargada de volcar la tinta sobre el papel. Deberá quedar en esta posición durante unas 12 horas, para así obtener los logros esperados. Tenemos que evitar a toda costa que el líquido tome contacto con el circuito impreso, a fin de evitar cortocircuitos.

Con esto nos aseguramos de destapar los inyectores, pero tiene la posibilidad de ocurrir que quede un remanente de tinta reseca en los capilares que transportan la tinta desde el cartucho. Por lo tanto, ahora pasaremos a la segunda parte, un tanto más delicada. Cargamos el líquido en una jeringa y le adosamos una pequeña manguera, que calce también en el pico que perfora el cartucho para absorber la tinta. A partir de allí comenzaremos a ejercer una pequeña presión a fin de inyectarlo en forma lenta por los capilares hasta que comience a salir por los inyectores. Luego volvemos a sumergir el cabezal otras 12 horas y verificamos los logros haciendo una serie de pruebas de impresión. Como verán, éste no es un método para impacientes, ya que requiere varias horas para llevarlo adelante, y es probable que debamos repetir todos los pasos más de una vez.

SISTEMA DE AUTOLIMPIEZA

La mayoría de las impresoras o equipos de impresión posee, sobre el lateral derecho, un sistema de autolimpieza que, mediante un mecanismo compuesto por mangueras y almohadillas, absorbe la tinta desde el cabezal y la deposita en un “colchón” ubicado en la parte inferior del equipo. Este mecanismo se activa mediante software, desde un botón en la parte frontal o en forma automática una vez que transcurre un lapso de tiempo. El problema surge cuando la tinta se acumula en exceso y comienza a generar el efecto contrario, ocasionando taponamientos constantes. Si damos vuelta la impresora, encontramos una tapa de plástico negro que está sostenida por un tornillo y una pequeña traba metálica. Esta tapa contiene las almohadillas donde se depositan los restos de tinta. Con mucha paciencia, agua y jabón, limpiamos cuidadosamente cada una de ellas. Hacemos lo mismo con las pequeñas mangueras y el sistema de absorción. Una vez que todo está en condiciones, volvemos a montar el mecanismo y hacemos un par de limpiezas automáticas para corroborar el correcto ensamblaje de los elementos.

SENSORES DE MOVIMIENTO

El movimiento de cada uno de los motores está limitado por una serie de sensores que detectan cuando el mecanismo llega a un cierto límite. Uno de ellos se encuentra junto al sistema de autolimpieza y avisa cuando el cabezal de impresión llega al tope de la guía de desplazamiento. Por algún motivo, es común encontrar fallas en esos sensores, lo que determina que el movimiento del carro sea errático y se produzcan impresiones fuera de margen y hasta roturas de engranajes al forzar movimientos fuera del límite. Para verificar su correcto estado, tomamos un téster en la función de óhmetro y medimos la resistencia en las patas del sensor. Esta debería ser casi total; tiene la posibilidad de marcar, a lo sumo, un débil paso de la corriente. Si el téster indica una resistencia de 0 ohms, el componente está en cortocircuito, de modo que habrá que reemplazarlo. Lo mismo se aplica a cualquier otro sensor presente en la impresora.

MOTOR DE IMPRESION

Uno de los motores principales es el que permite el movimiento de los cabezales, transportado por la correa de goma dentada. Si durante la impresión notamos una falla o ausencia de este movimiento, tiene la posibilidad de deberse a un problema en el motor. En la parte trasera hay 4 tornillos; si los quitamos con cuidado, accedemos al eje y a los conectores de las bobinas. Primero lubricamos el eje con una gota de aceite y luego medimos las bobinas con el téster puesto en óhmetro. Cada bobina debería darnos una resistencia aproximada de 18 ohms; si alguna marca un exceso hacia cualquiera de los límites, quizá esté cortada o en cortocircuito. Si está todo bien, armamos otra vez todo con cuidado y probamos la efectividad del proceso de lubricación.

CINTAS DE DATOS

Este es uno de los elementos que hay que reemplazar con mayor frecuencia. A fin de evitar paquetes con grandes cantidades de cables, se suele usar una cinta con varios conductores metálicos que transportan datos de una forma más prolija. El problema surge cuando el elemento receptor está en constante movimiento (como sucede con los cabezales), ya que esto genera pliegues que, con el tiempo, terminan por producir cortes. Muchas de las fallas en la impresión se deben a daños en alguno de los conductores de una de las cintas. Por lo general, éstas se conectan mediante pequeños zócalos que son muy simples de abrir para liberarlas. Una vez quitadas, medimos todas las puntas con el óhmetro para comprobar el buen estado de cada conductor. Es conveniente efectuar movimientos en la cinta mientras medimos, para sacarnos la duda de la presencia de un “falso contacto”. Luego, con un aerosol limpiacontactos, limpiamos la superficie de los zócalos y volvemos a instalar la cinta para efectuar la prueba correspondiente.

FUENTE DE ALIMENTACION

En la parte inferior trasera de la unidad, hay una tapa metálica que está sostenida por una serie de tornillos en los costados. Si los quitamos, podemos levantarla y veremos la placa principal y la fuente de alimentación. Un pequeño circuito impreso ubicado a la izquierda -que distinguimos debido a que el cable de la corriente se encuentra unido a él- es la parte que se encuentra más expuesta a sufrir daños provocados por variaciones abruptas en la línea de energía. Si la impresora o equipo de impresión no enciende, es muy probable que haya una avería en este sector. Se trata de una fuente conmutada, muy similar a la de las PC, con componentes muy simples de verificar, como fusibles, capacitores electrolíticos, bobinas y resistencias. Con el téster puesto en la función de óhmetro, podemos verificar cada uno de ellos y efectuar el reemplazo correspondiente. Si tienen dudas respecto a la forma de hacerlo, en el artículo sobre Reparación de monitores de POWERUSR #04, encontrarán una completa guía aplicada a cada componente. En caso de que el daño sea muy importante, podemos solicitar en fábrica la unidad completa para solucionar el problema de una manera más simple.

Hasta en esta sección hemos visto los procedimientos de rutina para solucionar los problemas más sencillos que podemos encontrar en una impresora, y que nos harán ahorrar unos cuantos pesos en servicio técnico. De más está decir que existen miles de averías que sería improbable enumerar en una sola nota, muchas relacionadas con la placa principal que controla las funciones de impresión. Pero no se desanimen, debido a que para los que siempre quieren más, estamos preparando una serie de informes dedicados a reparación avanzada, que incluirán todos los puntos que en esta sección se quedaron afuera. Respecto a los electroquímicos que nombramos, sumamente útiles para reparar componentes de estas características, tienen la posibilidad de encontrarlos, por ejemplo, en www.edelta.com.ar, una empresa dedicada a fabricarlos y distribuirlos en toda Latinoamérica. Hasta la próxima y ¡a reparar se ha dicho!

Impresora

Una impresora o equipo de impresión es un periférico de ordenador que permite producir una copia permanente de textos o gráficos de documentos almacenados en formato electrónico, imprimiéndolos en medios físicos, normalmente en papel o transparencias, utilizando cartuchos de tinta o tecnología láser. Muchas impresoras o equipos de impresión son usadas como periféricos, y están permanentemente unidas al ordenador por un cable. Otras impresoras o equipos de impresión, llamadas impresoras o equipos de impresión de red, tienen un interfaz de red interno (típicamente wireless o Ethernet), y que tiene la posibilidad de servir como un dispositivo para imprimir en papel algún documento para cualquier usuario de la red.

Además, muchas impresoras o equipos de impresión modernas permiten la conexión directa de aparatos de multimedia electrónicos como las tarjetas CompactFlash, Secure Digital o Memory Stick, pendrives, o aparatos de captura de imagen como cámaras digitales y escáneres. También existen aparatos multifunción que constan de impresora, escáner o máquinas de fax en un solo aparato. Una impresora o equipo de impresión combinada con un escáner tiene la posibilidad de funcionar básicamente como una fotocopiadora.

Las impresoras o equipos de impresión suelen diseñarse para realizar trabajos repetitivos de poco volumen, que no requieran virtualmente un tiempo de configuración para conseguir una copia de un determinado documento. Sin embargo, las impresoras o equipos de impresión son generalmente dispositivos lentos (10 páginas por minuto es considerado rápido), y el coste por página es relativamente alto.

Para trabajos de mayor volumen existen las imprentas, que son máquinas que realizan la misma función que las impresoras o equipos de impresión pero están diseñadas y optimizadas para realizar trabajos de impresión de gran volumen como sería la impresión de periódicos. Las imprentas son capaces de imprimir cientos de páginas por minuto o más.

Las impresoras o equipos de impresión han aumentado su calidad y rendimiento, lo que ha permitido que los usuarios puedan realizar en su impresora o equipo de impresión local trabajos que solían realizarse en tiendas especializadas en impresión.

Impresoras o equipos de impresión de color o de fotos

Impresora.

Una impresora o equipo de impresión en color produce imágenes de múltiples colores, a partir de la combinación simultánea de al menos tres de los siguientes colores fundamentales: el magenta, el cyan y el amarillo. La cantidad depositada en la hoja de cada uno de estos, produce visualmente la sensación de todos los demás. El color negro acompaña y mejora la impresión de diversas tonalidades. Este sistema se conoce con el nombre de Sistema CMYK.

Existen dispositivos profesionales y semiprofesionales, que se utilizan en casas de revelado fotográfico o en el hogar. Estos dispositivos suelen ser conocidos como impresora o equipo de impresión fotográfica, impresora o equipo de impresión con calidad fotográfica o bases de impresión fotográfica. Estos dispositivos imprimen en color, produciendo imágenes que imitan el rango de colores y resoluciones de los métodos de revelado fotográfico previos a esta tecnología.

Métodos de impresión

La elección del motor de impresión tiene un efecto substancial en los trabajos a los que una impresora o equipo de impresión está destinada. Hay diferentes tecnologías que tienen diferentes niveles de calidad de imagen, velocidad de impresión, coste, ruido y además, algunas tecnologías son inapropiadas para ciertos tipos de medios físicos (como papel carbón o transparencias).

Otro aspecto de la tecnología de impresión que es frecuentemente olvidado es la resistencia a la alteración: tinta líquida como de una cabeza de inyección de tinta son absorbidos por las fibras del papel, y por eso los documentos impresos con tinta líquida son más difíciles de alterar que los que están impresos por toner o tinta sólida, que no penetran por debajo de la superficie del papel.

Tóner

Las impresoras o equipos de impresión de láser e impresoras o equipos de impresión térmicas utilizan este método para adherir tóner al medio. Trabajan utilizando el principio Xerografía que está funcionando en la mayoría de las fotocopiadoras: adhiriendo tóner a un tambor de impresión sensible a la luz, y utilizando electricidad estática para transferir el tóner al medio de impresión al cual se une gracias al calor y la presión. Las impresoras o equipos de impresión láser son conocidas por su impresión de alta calidad, buena velocidad de impresión y su bajo costo por copia; son las impresoras o equipos de impresión más comunes para muchas de las aplicaciones de oficina de propósito general. Son menos utilizadas por el consumidor generalmente debido a su alto coste inicial. Las impresoras o equipos de impresión láser están disponibles tanto en color como en monocromo. El advenimiento de láseres de precisión a precio razonable ha hecho a la impresora o equipo de impresión monocromática basada en tóner dominante en aplicaciones para la oficina. Otro tipo de impresora o equipo de impresión basada en tóner es la impresora o equipo de impresión LED la cual utiliza una colección de LEDs en lugar de láser para causar la adhesión del tóner al tambor de impresión. El tóner (del inglés, toner), también denominado tinta seca por analogía funcional con la tinta, es un polvo fino, normalmente de color negro, que se deposita en el papel que se pretende imprimir por medio de atracción electrostática. Una vez adherido el pigmento, éste se fija en el papel por medio de presión o calor adecuados. Debido a que en el proceso no intervienen diluyentes, originalmente se ha denominado Xerografía, del griego xeros que significa seco.

Inyección de tinta (Ink Jet)

Las impresoras o equipos de impresión de inyección de tinta (Ink Jet) rocían hacia el medio cantidades muy pequeñas de tinta, usualmente unos picolitros. Para aplicaciones de color incluyendo impresión de fotos, los métodos de chorro de tinta son los dominantes, ya que las impresoras o equipos de impresión de alta calidad son poco costosas de producir. Virtualmente todas las impresoras o equipos de impresión de inyección son dispositivos en color; algunas, conocidas como impresoras o equipos de impresión fotográficas, incluyen pigmentos extra para una mejor reproducción de la gama de colores necesaria para la impresión de fotografías de alta calidad (y son adicionalmente capaces de imprimir en papel fotográfico, en contraposición al papel normal de oficina).

Las impresoras o equipos de impresión de inyección de tinta consisten en inyectores que producen burbujas muy pequeñas de tinta que se convierten en pequeñísimas gotitas de tinta. Los puntos formados son el dimensión de los pequeños pixels. Las impresoras o equipos de impresión de inyección tienen la posibilidad de imprimir textos y gráficos de alta calidad de manera casi silenciosa.

Existen dos métodos para inyectar la tinta:

* Método térmico. Un impulso eléctrico produce un aumento de temperatura (aprox. 480 °C durante microsegundos) que hace hervir una pequeña cantidad de tinta dentro de una cámara formando una burbuja de vapor que fuerza su salida por los inyectores. Al salir al exterior, este vapor se condensa y forma una minúscula gota de tinta sobre el papel. Después, el vacío resultante arrastra nueva tinta hacia la cámara. Este método tiene el inconveniente de limitar en gran medida la vida de los inyectores, es por eso que estos inyectores se encuentran en los cartuchos de tinta.

* Método piezoeléctrico. Cada inyector está formado por un elemento piezoeléctrico que, al recibir un impulso eléctrico, cambia de forma aumentando bruscamente la presión en el interior del cabezal provocando la inyección de una partícula de tinta. Su ciclo de inyección es más rápido que el térmico.

Las impresoras o equipos de impresión de inyección tienen un coste inicial mucho menor que las impresoras o equipos de impresión láser, pero tienen un coste por copia mucho mayor, ya que la tinta necesita ser repuesta frecuentemente. Las impresoras o equipos de impresión de inyección son también más lentas que las impresoras o equipos de impresión láser, además de tener la desventaja de dejar secar las páginas antes de poder ser manipuladas agresivamente; la manipulación prematura tiene la posibilidad de causar que la tinta (que está adherida a la página en forma liquida) se mueva.

Tinta sólida (Solid Ink)

Las impresoras o equipos de impresión de tinta sólida, también llamadas de cambio de fase, son un tipo de impresora o equipo de impresión de transferencia termal pero utiliza barras sólidas de tinta en color CMYK (similar en consistencia a la cera de las velas). La tinta se derrite y alimenta una cabeza de impresión operada por un cristal piezoeléctrico (por ejemplo cuarzo). La cabeza distribuye la tinta en un tambor engrasado. El papel entonces pasa sobre el tambor al tiempo que la imagen se transfiere al papel.

Son comúnmente utilizadas como impresoras o equipos de impresión en color en las oficinas ya que son excelentes imprimiendo transparencias y otros medios no porosos, y tienen la posibilidad de conseguir grandes logros. Los costes de adquisición y utilización son similares a las impresoras o equipos de impresión láser.

Las desventajas de esta tecnología son el alto consumo energético y los largos periodos de espera (calentamiento) de la máquina. También hay algunos usuarios que se quejan de que la escritura es difícil sobre las impresiones de tinta sólida (la cera tiende a repeler la tinta de los bolígrafos), y son difíciles de alimentar de papel automáticamente, aunque estos rasgos han sido significantemente reducidos en los últimos modelos. Además, este tipo de impresora o equipo de impresión solo se tiene la posibilidad de obtener de un único fabricante, Xerox, como parte de su línea de impresoras o equipos de impresión de oficina Xerox Phaser. Previamente las impresoras o equipos de impresión de tinta sólida fueron fabricadas por Tektronix, pero vendió su división de impresión a Xerox en el año 2000.

Impacto (Impact)

Margarita de impresión.

Bolas de impresión.

Las impresoras o equipos de impresión de impacto se basan en la fuerza de impacto para transferir tinta al medio, de forma similar a las máquinas de escribir, están típicamente limitadas a reproducir texto. En su momento dominaron la impresión de calidad. Hay dos tipos principales:

* Impresora o equipo de impresión de margarita llamada así por tener los tipos contenidos radialmente en una rueda, de ahí su aspecto de una margarita.

* Impresora o equipo de impresión de bola llamada así por tener todos los tipos contenidos en una esfera. Es el caso de las máquinas de escribir eléctricas IBM Selectric

Las impresoras o equipos de impresión golpe o impacto trabajan con un cabezal en el que hay agujas, estas agujas golpean una cinta, similar al de una máquina de escribir, que genera la impresión de la letra.

Matriz de puntos (Dot-Matrix)

En el sentido general, muchas impresoras o equipos de impresión se basan en una matriz de píxeles o puntos que, juntos, forman la imagen más grande. Sin embargo, el término matriz o de puntos se usa específicamente para las impresoras o equipos de impresión de impacto que utilizan una matriz de pequeños alfileres para generar puntos precisos. Dichas impresoras o equipos de impresión son conocidas como matriciales. La ventaja de la matriz de puntos sobre otras impresoras o equipos de impresión de impacto es que estas tienen la posibilidad de producir imágenes gráficas además de texto. Sin embargo, el texto es generalmente de calidad más pobre que las impresoras o equipos de impresión basadas en impacto de tipos.

Algunas sub-clasificaciones de impresoras o equipos de impresión de matriz de puntos son las impresoras o equipos de impresión de alambre balístico y las impresoras o equipos de impresión de energía almacenada.

Las impresoras o equipos de impresión de matriz de puntos tienen la posibilidad de estar basadas bien en caracteres o bien en líneas, refiriéndose a la configuración de la cabeza de impresión.

Las impresoras o equipos de impresión de matriz de puntos son todavía de uso común para aplicaciones de bajo costo y baja calidad como las cajas registradoras. El hecho de que usen el método de impresión de impacto les permite ser usadas para la impresión de documentos autocopiativos como los recibos de tarjetas de crédito, donde otros métodos de impresión no tienen la posibilidad de utilizar este tipo de papel. Las impresoras o equipos de impresión de matriz de puntos han sido superadas para el uso general en computación.

Sublimación de tinta (Dye-sublimation o Dye-sub)

Las impresoras o equipos de impresión de sublimación de tinta emplean un proceso de impresión que utiliza calor para transferir tinta a medios como tarjetas de plástico, papel o lienzos. El proceso consiste usualmente en poner un color cada vez utilizando una cinta que tiene paneles de color. Estas impresoras o equipos de impresión están principalmente pensadas para aplicaciones de color de alta calidad, incluyendo fotografía en color, y son menos recomendables para texto. Primeramente utilizadas en las copisterías, cada vez más se están dirigiendo a los consumidores de impresoras o equipos de impresión fotográficas.

Trazador de imagen (Plotter)

Los plotter sirven para hacer impresiones de dibujo de planos de arquitectura, ingeniería, diseño industrial, etc., para la impresión de láminas, posters, ampliaciones fotográficas, gigantografías, carteles en rutas, vía pública, señalización, etc. Existen dos clases de ploter según el uso de sus tintas, a base de agua o solventes. Un caso particular es el plotter de corte, que corta un medio adhesivo que luego se fijará a otra superficie, desde camisetas a carrocerías.

Memoria de las impresoras o equipos de impresión

Las memorias llevan consigo memoria interna. Van desde los 8KB en las impresoras o equipos de impresión matriciales hasta como mínimo 1MB en las impresoras o equipos de impresión láser.

Actualmente en las láser venden módulos de memoria independientes para ampliar la capacidad de la misma.

La memoria se usa como buffer y como almacenamiento permanente y semipermanente. Además su uso es necesario debido a que el tratamiento de gráficos vectoriales y el diseño de fuentes en mapa de bits consumen memoria.

El buffer es utilizado para mantener trabajos de impresión activos y la permanencia se utiliza para almacenar el diseño de las fuentes y los datos.

Hay que tener en cuenta que para tratar la impresión de un documento la página tiene que estar enteramente almacenada en memoria. El rendimiento de la memoria depende tanto del sistema operativo como de la configuración del controlador de impresora.

Por ejemplo, la gestión de impresión varía si estamos en un sistema operativo DOS u otro multiplataforma.

Conexión de impresora

La conexión de la impresora o equipo de impresión con el computador ha ido evolucionando conllevando a la mejora de rendimiento de impresión y comodidad de usuario.

La forma más antigua de conexión era mediante puerto serie en donde la transferencia se hacia bit a bit, permitía distancias largas con velocidades lentas que no superaban los 19.200 bytes/segundo.

Se elevó hasta la conexión mediante puerto paralelo en la que las transferencias eran byte a byte permitiendo 8 conexiones paralelas consiguiendo una velocidad más rápida entre los 0.5 MB/segundo hasta los 4MB/segundo. El inconveniente era la limitación de la distancia del cable que une la impresora o equipo de impresión con el computador ya que no permite una longitud mayor de 2 metros.

Otra forma de conexión se consiguió poniendo la impresora o equipo de impresión en red Ethernet mediante conexiones RJ 45 basadas en el estándar IEEE 802.3. Las velocidades conseguidas superan los 10 Mb/segundo basada en el manejo de paquetes. No hay que confundirla con una impresora o equipo de impresión compartida, ya que las impresoras o equipos de impresión en red operan como un elemento de red con dirección IP propia.

Otra método de conexión más actual es por medio de puertos USB (Universal Serial Bus). La velocidad vuelve a mejorar con 480Mb/segundo con las ventajas que conlleva el puerto USB: se tienen la posibilidad de enchufar en caliente, compatibilidad con varios sistemas y la posibilidad de usarla en dispositivos portátiles.

Finalmente, la conexión inalámbrica wifi, mediante el protocolo IEEE 802.11, está siendo la más novedosa. Alcanza 300 Mb/segundo y funciona tanto para impresoras o equipos de impresión de tinta, láser o multifunción.

Aunque consigue menos velocidad que las conectadas por USB, las wifi proporcionan ventajas tales como la autonomía, la movilidad y libertad del usuario sin la utilización de cables. Para la correcta utilización y evitar accesos no deseados deberemos cifrar la red.

Lenguajes de descripción de página y formatos de impresión

Un lenguaje de descripción de página (PDL) es un medio de codificar cada elemento de un documento para poder así transmitirlo a la impresora o equipo de impresión para que ésta lo imprima. Es el medio que define las características y composición que describirían un documento impreso dentro de un flujo de datos. Hay dos tipos fundamentales de PDLs:

* PostScript

* Lenguaje de control de impresora

Velocidad de impresión

La velocidad de las primeras impresoras o equipos de impresión se medía en unidad de caracteres por segundo. Las impresoras o equipos de impresión más modernas son medidas en páginas por minuto. Estas medidas se usan principalmente como una herramienta de marketing y no están bien estandarizadas. Normalmente la medida páginas por minuto se refiere a documentos monocromáticos más que a documentos con dibujos densos que normalmente se imprimen mucho más lento.

El negocio de las impresoras o equipos de impresión

A menudo se utiliza el modelo comercial de las maquinillas y las cuchillas de afeitar en el negocio de las impresoras o equipos de impresión. Las compañías tienen la posibilidad de vender una impresora o equipo de impresión por debajo de su coste, y obtener beneficios de los cartuchos de tinta, papel u otras partes que se reemplazan. Esto ha causado disputas legales respecto al derecho de otras compañías distintas al fabricante de la impresora o equipo de impresión de vender cartuchos de tinta compatibles. Para proteger al modelo comercial de las maquinillas y las cuchillas de afeitar muchos fabricantes invierten considerables sumas en desarrollo de nuevas tecnologías y su patentamiento.

Otros fabricantes, en reacción a los desafíos que trae este modelo comercial, apuntan a obtener mayores beneficios de las impresoras o equipos de impresión y menos de los cartuchos de tinta, promoviendo los menores precios de éstos últimos a través de campañas de publicidad. Esto genera dos propuestas bien diferentes: “impresora o equipo de impresión barata – tinta cara” o “impresora o equipo de impresión cara – tinta barata”. Finalmente, la decisión del consumidor depende de su tasa de interés de referencia o su preferencia intertemporal.[1] [2]

Cartuchos, tinta y papel

Tanto los cartuchos, como la tinta y el papel son 3 elementos imprescindibles para poder realizar copias con una impresora, y el saber escoger el elemento más adecuado en función del tipo de impresión que se pretende realizar tiene la posibilidad de aumentar el rendimiento de nuestra impresora o equipo de impresión hasta límites insospechados.

Cartuchos

En el caso de las impresoras o equipos de impresión láser, la vida útil del cartucho depende de la cantidad de tóner que contenga y cuando el tóner se agota, el cartucho debe ser reemplazado. En el caso de que el cartucho y el OPC (órgano sensible fotoconductivo) se encuentren en compartimentos separados, cuando se agota el tóner sólo se reemplaza el cartucho, pero en el caso de que el OPC esté dentro del cartucho se deben cambiar ambos, aumentando considerablemente el gasto. La situación es más crítica en el caso de las impresoras o equipos de impresión láser en color.

En las impresoras o equipos de impresión de chorros de tinta la vida útil del cartucho depende de la duración de la tinta, aunque muchos cartuchos se tienen la posibilidad de rellenar de nuevo lo que ayuda a reducir el gasto de comprar uno nuevo aunque el uso excesivo de un cartucho tiene la posibilidad de provocar que realice sus impresiones con menor calidad.

Tinta

Existen dos tipos de tinta para impresoras o equipos de impresión:

* Tinta penetrante de secado lento: Se utiliza principalmente para impresoras o equipos de impresión monocromáticas.

* Tinta de secado rápido: Se usa en impresoras o equipos de impresión en color, ya que en estas impresoras o equipos de impresión, se mezclan tintas de diferentes colores y éstas se tienen que secar rápidamente para evitar la distorsión.

El objetivo de todo fabricante de tintas para impresoras o equipos de impresión es que sus tintas puedan imprimir sobre cualquier medio y para ello desarrollan casi diariamente nuevos tipos de tinta con composiciones químicas diferentes.

Papel

Actualmente, cuando se quiere hacer una copia de alta calidad en una impresora o equipo de impresión se ha de usar papel satinado de alta calidad. Este papel resulta bastante caro y en el caso de querer hacer muchas copias en calidad fotográfica su coste sería muy alto. Por ello, los fabricantes desarrollan nuevas impresoras o equipos de impresión que permitan obtener impresiones de alta calidad sobre papel común.

Algunos fabricantes, como por ejemplo Epson, fabrican su propio papel.

Probables problemas de impresión

Problemas con el papel

Si no se tiene cuidado a la hora de seleccionar el tipo de papel adecuado para la impresora o equipo de impresión o en el momento de colocar el papel tienen la posibilidad de aparecer pequeños problemas. Tiene la posibilidad de que la mala colocación del papel de lugar a que la impresora o equipo de impresión no detecte el papel, para lo que bastará con volver a colocarlo bien. Esta mala colocación o una mala elección del papel también tiene la posibilidad de dar lugar a que durante la impresión se produzca un atasco debido a que la impresora o equipo de impresión ha tomado varias hojas a la vez, por lo que se debe ser cuidadoso a la hora de situar el papel en la bandeja y no se debe sobrecargar con mucho papel esta bandeja

Problemas de tinta

En ocasiones al imprimir documentos o fotografías tienen la posibilidad de aparecer bandas horizontales que hacen empeorar la calidad de la impresión. Aunque este problema tiene la posibilidad de estar ocasionalmente relacionado con una mala elección del papel de impresión generalmente se debe a problemas de tinta en impresiones de inyección de tinta. Una causa probable es la configuración de calidad de la impresión, puesto que el documento tiene la posibilidad de requerir una configuración de mayor calidad de la impresora. Otras probables causa tienen la posibilidad de ser que la tinta del cartucho se está agotando o que los cabezales están sucios.

Formatos de definición de caracteres: Truetype

Fue creado por Apple para no depender tecnológicamente de los tipos PostScript de Adobe, pero su calidad resultó ser inferior. Fue comprada por Microsoft lo cual ha contribuido a que no llegara a desaparecer. La principal fortaleza de TrueType es que ofrece a los diseñadores de fuentes un gran grado de control sobre la forma que sus fuentes se muestran a diferentes dimensións.

El problema con la mayoría de los programas es que no usan normalmente el truetype. En general cargan las fuentes en estilo Postscript y se descartan todas las insinuaciones, esto es una gran perdida para fuentes con alta calidad. Aparte del diseño de la fuente, hay que tener en cuenta otras dos claves para la calidad de fuente: el perfil del carácter y la insinuación. Solo algunas fundiciones actualmente producen fuentes que exploten al máximo el potencial de insinuación de truetype. Ahora hay aplicaciones que convierten un Type 1 de Postscript en un truetype, pero son los manuscritos mejores que los generados automáticamente.

Otras impresoras o equipos de impresión

Algunas otras clases de impresoras o equipos de impresión son importantes por razones históricas o para usos especiales, entre ellas están las siguientes:

* Impresoras o equipos de impresión de sublimación de tinta, usadas a veces para impresiones de alta calidad en color o fotográficas.

* Teletipo

* Impresora o equipo de impresión térmica (papel sensible al calor)

* Impresora o equipo de impresión térmica de cera (Xerox/Tektronix)

* Impresora o equipo de impresión térmica sobre papel metalizado (Sinclair ZX Printer, concebida para los Sinclair ZX80, Sinclair ZX81 y Sinclair ZX Spectrum)

* Microsphere (papel especial)

* Fotocopiadora multifunción

Las impresoras o equipos de impresión de inyección de tinta funcionan expulsando gotas de tinta de diferentes dimensións sobre el papel. Son las impresoras o equipos de impresión más populares hoy en día para el gran público por su capacidad de impresión de calidad a bajo costo. Su baja velocidad de impresión o el alto coste del mantenimiento por desgaste son factores poco importantes, ya que el número de copias realizadas en estos entornos es bajo. Su resolución media se encuentra en los 600 dpi.

Funcionamiento

Algunos tipos de papel de injección de tinta.

La impresión de inyección de tinta, como la impresión láser, es un método sin contacto del cabezal con el papel, que se inventó mucho antes de sacar a la venta otras formas menos avanzadas, por el hecho de falta de investigación y experimentación.

La tinta es emitida por boquillas que se encuentran en el cabezal de impresión. El cabezal de impresión recorre la página en franjas horizontales, usando un motor para moverse lateralmente, y otro para pasar el papel en pasos verticales. Una franja de papel es impresa, entonces el papel se mueve, listo para una nueva franja. Para acelerar el proceso, la cabeza impresora o equipo de impresión no imprime sólo una simple línea de píxeles en cada pasada, sino también una línea vertical de píxeles a la vez. La tinta se obtiene de unos cartuchos reemplazables.

Algunas impresoras o equipos de impresión utilizan dos cartuchos, uno para la tinta negra y otro para la de color, en donde suelen estar los tres colores básicos. Estas impresoras o equipos de impresión tienen como virtud la facilidad de manejo, pero en contra, si utilizamos más un color que otro, nos veremos obligados a realizar la sustitución del cartucho cuando cualquiera de los tres colores se agote, aunque en los demás compartimentos todavía nos quede tinta de otros colores. En los últimos años esta desventaja se ha visto solventada con la aparición en el mercado de impresoras o equipos de impresión que utilizan cartuchos de tinta con colores individuales lo cual representa un gran ahorro de recursos debido a que permite aprovechar el máximo rendimiendo a la tinta de todos los colores, reemplazamos solo el cartucho que se encuentra agotado.

La mayoría de las impresoras o equipos de impresión de nueva generación utilizan cartuchos individuales por cada color, esto permite al usuario reemplazar solo el color que se agote. Además con la finalidad de mejorar los tonos claros y oscuros las nuevas impresoras o equipos de impresión fotográficas cuentan con hasta doce colores diferentes (magenta claro, cyan claro, negro claro, azul marino, naranja, rojo y verde entre otros).

Características

Las características principales de una impresora o equipo de impresión de inyección de tinta son la velocidad, que se mide en páginas por minuto (ppm) y que suele ser distinta dependiendo de si imprimimos en color o en monocromo, y la resolución máxima, que se mide en puntos por pulgada (ppp). En ambos valores, cuanto mayores mejor.

Varios cartuchos

Ventajas y desventajas

* La principal ventaja es que tienen un coste inicial muy inferior al de otras impresoras o equipos de impresión.

* La nuevas impresoras o equipos de impresión cuentan con una velocidad de impresión igual o superior a las impresoras o equipos de impresión laser de mediano dimensión.

* La instalación de un sistema de alimentación continuo de tinta baja los costes de impresión a menos de 1 centavo de dolar por página en color.

* Otra ventaja adicional es su reducido dimensión frente a las impresoras o equipos de impresión láser en color, debido a que estas últimas tienen que almacenar cuatro toners (cian, amarillo, magenta y negro) de grandes dimensiones en su interior.

* El coste por copia respecto a otras impresoras o equipos de impresión es mucho mayor (con cartuchos originales), debido a que el cartucho de tinta se consume con rapidez y es bastante costoso.

* Otra importante desventaja que tienen es la relativa rapidez con que quedan inservibles los cabezales de impresión si no se usan durante algunos meses. Esto ha hecho que muchos usuarios con necesidades intermitentes de impresión se hayan visto obligados a adquirir una impresora o equipo de impresión láser en color, a pesar de que su precio no justifica su adquisición para la impresión de un número reducido de copias. Algunas

Etiquetas: manual de reparacion de impresoras, mi impresora Epson -804A falla al imprimir fotos casi todos salen verde

Enlaces patrocinados

2 pensamientos en “Manual de reparación de impresoras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>