Fases de un plan de negocios: Rápido y fácil

En este artículo podrás encontrar valiosa información acerca de las etapas que conforman un plan de negocios así como una descripción sencilla sobre la estructura que debe tener un plan de negocios.

Etapas que conforman un plan de negocio

Desde el momento en que decides establecer un negocio, ingresas en el “ciclo de vida del negocio”. Esto te hará pasar de la idea al inicio y, si tienes éxito, a las fases de crecimiento y madurez.

Si bien es justo decir que los negocios nunca son un desafío, un vistazo a cada una de las etapas del ciclo de vida del negocio evidencia un conjunto único de obstáculos para enfrentar y superar. Deberás ser flexible en tu forma de pensar y adaptar tu estrategia a medida que avanzas. De hecho, se requieren diferentes enfoques para la penetración del mercado versus, por ejemplo, lo que puede requerirse para lograr el crecimiento o retener la cuota de mercado.

De acuerdo con el reciente Informe de Inicio del Genoma, se estima que el 90% de las nuevas empresas que fracasan lo hacen principalmente debido a la autodestrucción. Fueron las malas elecciones de sus fundadores o la falta de preparación en lugar de la llamada “mala suerte” o las condiciones del mercado que estaban fuera de su control.

Comprender tu posición en el ciclo de vida del negocio puede ayudarte a mantenerte un poco adelantado al juego aquí y desafiar las probabilidades, a medida que anticipas los desafíos y obstáculos potenciales que te esperan o están en camino dependiendo de la fase en la que te encuentres o estes en transición a otra.

En pocas palabras, a medida que tu negocio crece y se desarrolla, también lo hacen los objetivos, metas, prioridades y estrategias de tu negocio, y es por eso que puede ser útil conocer en qué etapa del ciclo de vida del negocio te encuentras.

Etapa 1: Semilla y desarrollo

Este es el comienzo del ciclo de vida del negocio, incluso antes de que su inicio sea oficialmente creado. Tu tienes una idea de negocio y estás listo para dar el paso. Pero primero debes evaluar cuán viable es tu inicio.

En esta etapa, debes obtener consejos y opiniones sobre el potencial de tu idea comercial de la mayor cantidad de fuentes posible: amigos, familiares, colegas, socios comerciales o cualquier especialista de la industria al que pueda tener acceso.

En última instancia, el éxito de tu empresa se reducirá a muchos factores, incluidas tus propias capacidades, la preparación del mercado en el que deseas ingresar y, por supuesto, la base financiera establecida (¿cómo vas a financiar tu lanzamiento?).

De alguna manera, esta es la fase de búsqueda del alma. Es donde das un paso atrás y consideras la viabilidad de tu idea de negocio, y también te preguntas si tienes lo que se necesita para que sea un éxito.

Etapa 2: Inicio

Una vez que hayas examinado y probado a fondo tu idea de negocio y estés satisfecho de que está listo para comenzar, es hora de hacerlo oficial y poner en marcha tu startup. Muchos creen que esta es la etapa más arriesgada de todo el ciclo de vida. De hecho, se cree que los errores cometidos en esta etapa afectan a la empresa años después y son la razón principal por la cual el 25% de las nuevas empresas no alcanzan su quinto cumpleaños.

La adaptabilidad es la clave aquí, y gran parte de tu tiempo en esta etapa se dedicará a ajustar tus productos o servicios en función de los comentarios iniciales de sus primeros clientes. Incluso puedes llegar al punto en el que realices tantos cambios en tu oferta que empieces a sentir un poco de confusión. Eso es solo ruido, y el consejo principal aquí es potenciar la borrosidad, porque las iteraciones extremas iniciales naturalmente parecerán confusas. Ten la seguridad de que la claridad vendrá más adelante.

Etapa 3: Crecimiento y establecimiento

Si te encuentra en esta etapa, tu negocio debería estar generando una fuente de ingresos constante y asumiendo regularmente nuevos clientes. El flujo de efectivo debería comenzar a mejorar a medida que los ingresos recurrentes ayudan a cubrir los gastos constantes, y deberías esperar ver que tus ganancias mejoren lenta y constantemente.

El mayor desafío para los empresarios en esta etapa es dividir el tiempo entre una nueva gama de demandas que requieren su atención: administrar mayores niveles de ingresos, atender a los clientes, tratar con la competencia, dar cabida a una fuerza laboral en expansión, etc.

La contratación de personas inteligentes con conjuntos de habilidades complementarios es necesaria para aprovechar al máximo el potencial de tu empresa durante esta fase, por lo que cualquier buen fundador pasará mucho tiempo involucrado en el proceso de contratación.

Es esencial que empieces a asumir tu rol como jefe de la compañía en esta etapa. Si bien seguirá estando en primera línea con la suficiente frecuencia, debe ser consciente de cómo tu equipo en expansión y altamente calificado asumirá una gran parte de las responsabilidades que anteriormente estaban estrechamente bajo tu control. Ahora es tu trabajo comenzar a establecer el orden y la cohesión real a medida que moviliza a los equipos de acuerdo con objetivos claramente definidos y comunicados.

Etapa 4: Expansión

En esta etapa, puedes sentir que hay casi una sensación similar a la de la rutina para administrar tu negocio. El personal está en su lugar para manejar las áreas que ya no tiene tiempo de administrar (ni debería estar administrando), y su empresa ahora ha establecido firmemente su presencia dentro de la industria. Aquí podría comenzar a pensar en capitalizar este cierto nivel de estabilidad ampliando tus horizontes con ofertas ampliadas y la entrada a nuevas geografías.

Las empresas en esta etapa a menudo ven un rápido crecimiento tanto en los ingresos como en el flujo de efectivo a medida que se ha establecido el plan, pero se les advierte que se pongan demasiado cómodos. En los negocios, si no avanzas, te mueves hacia atrás, y sin un constante y casi ansioso deseo de expandirse, la complacencia puede establecerse, y es posible que te atrapen con la guardia baja.

Por supuesto, hay dos lados de esta moneda, y el otro implica un riesgo de expansión demasiado descuidada. Si bien no hay una bola de cristal y es muy difícil hacerse una idea de cuáles serán los resultados de sus empresas, puede darse la mejor posibilidad de éxito continuo a través de una planificación cuidadosa. Mira tus recursos, se realista sobre el esfuerzo y el costo y los rendimientos potenciales, y siempre ten un ojo experto sobre cómo la expansión podría afectar la calidad actual del servicio que brinda a tus clientes actuales.

Recuerda, aunque tengas un modelo de negocio exitoso por detrás, sin duda, una ventaja, no es una garantía de que funcionará en otros mercados, o de que las nuevas ofertas tendrán el mismo éxito. El cementerio de negocios está plagado de organizaciones que tomaron demasiado y fallaron. Su tarea es, de hecho, asumir nuevos desafíos a medida que busca expandirse constantemente, pero mide tu riesgo y has todo lo posible para asegurar la compañía para todas las eventualidades.

Etapa 5: Madurez y posible salida

Habiendo navegado exitosamente por la etapa de expansión del ciclo de vida del negocio, tu empresa debería ver ahora beneficios estables año tras año. Mientras que algunas compañías continúan creciendo en la línea superior a un ritmo decente, otras luchan por disfrutar esas mismas altas tasas de crecimiento.

Podría decirse que los empresarios aquí se enfrentan a dos opciones: impulsar una mayor expansión o abandonar el negocio. Si decides expandirte aún más, tendrás que hacerte las mismas preguntas que te hiciste en la etapa de expansión: ¿Puede el negocio sostener un mayor crecimiento? ¿Hay suficientes oportunidades para la expansión? ¿tu empresa es lo suficientemente estable desde el punto de vista financiero como para cubrir un intento infructuoso de expansión?

Y, quizás lo más importante, ¿eres el tipo de líder que está listo para la tarea de una mayor expansión en esta etapa? De hecho, muchas compañías cambian el liderazgo aquí, trayendo a un CEO experimentado que está más preparado para navegar los nuevos desafíos.

Muchos en esta etapa también buscan avanzar a través de una venta. Esto podría ser una venta parcial o total y, por supuesto, dependiendo del tipo de empresa (por ejemplo, pública o privada), la negociación puede ser un viaje completamente nuevo en sí mismo.

Aclaraciones sobre las etapas del ciclo de vida del negocio

No todas las empresas experimentarán cada etapa del ciclo de vida del negocio, y las que sí lo hacen pueden no experimentarlas necesariamente en orden cronológico.

Por ejemplo, algunas empresas pueden ver un crecimiento astronómico justo después de la puesta en marcha, y los fundadores pueden decidir cobrar de inmediato, yendo directamente a la etapa de “salida”.

Para muchas compañías, sin embargo, habrá algún tipo de parecido con las etapas definidas anteriormente, y la conciencia puede ayudarte a anticipar lo que vendrá después y cómo puedes prepararte mejor a tí mismo y a tu equipo para maximizar sus posibilidades de éxito. Sin embargo, tomar las decisiones correctas en cada etapa es otra cosa completamente diferente, y eso requerirá su mezcla habitual de instinto visceral y sentido comercial práctico.

Que estructura tiene el documento del plan de negocio

A continuación puedes ver una estructura simple que integra las diferentes etapas de un plan de negocios :

1. Resumen Ejecutivo

Escribe esto al último. Es solo una página o dos que resalta los puntos que hiciste en otro lugar del plan de negocios.

También es la puerta de entrada al plan: después de revisar el resumen ejecutivo, su lector objetivo va a descartar su plan de negocios o seguir leyendo, por lo que será mejor que lo haga de forma correcta.

Resuma el problema que está resolviendo para los clientes, su solución, el mercado objetivo, el equipo fundador y los aspectos más destacados del pronóstico financiero. Mantenga las cosas lo más breves posible y persuada a su audiencia a aprender más sobre su empresa.

2. Oportunidad

Describe el problema que resuelve para sus clientes y la solución que está vendiendo.

Siempre es una buena idea pensar en términos de las necesidades del cliente y los beneficios del cliente a medida que definas tus ofertas de productos, en lugar de pensar en su lado de la ecuación (cuánto cuesta el producto o servicio, y cómo lo entrega al cliente).

A veces, esta parte del plan incluirá tablas que brindan más detalles, como una lista de materiales o listas de precios detalladas, pero en la mayoría de los casos esta sección solo describe lo que está vendiendo y cómo sus productos y servicios satisfacen la necesidad de sus clientes.

3. Resumen del análisis de mercado

Necesitas conocer tu mercado objetivo, los tipos de clientes que está buscando, y cómo está cambiando.

Use esta sección para analizar las necesidades de tus clientes, dónde están sus , cómo llegar a ellos y cómo entregarles tu producto.

También necesitarás saber quiénes son tus competidores y cómo te comparas con ellos: ¿por qué estás seguro de que hay espacio para ti en este mercado?

4. Ejecución

Usa esta sección para delinear tu plan de mercadotecnia, tu plan de ventas y la otra logística involucrada en la administración de tu negocio.

Querrás cubrir la tecnología que planeas usar, la ubicación de tu empresa y otras instalaciones, el equipo especial que puedas necesitar y tu hoja de ruta para poner tu negocio en funcionamiento. Finalmente, querrás delinear las métricas clave que realizarán el seguimiento para asegurarse de que tu empresa vaya en la dirección correcta.

5. Resumen de la empresa y la administración

Esta sección es una descripción general de quién eres.

Deberías describir la organización de tu empresa y los miembros clave del equipo de gestión, pero también debes marcar al lector con los detalles: cuando se fundó tu empresa, quién es el/los propietario/s, en qué estado la empresa está registrada y donde hace negocios, y cuándo.

Asegúrate de incluir resúmenes de los antecedentes y la experiencia de tus gerentes, que deben actuar como resúmenes breves, y describe sus funciones con la compañía. Los currículums completos deben adjuntarse al plan.

6. Plan financiero

Por lo menos, esta sección debe incluir las tablas de ganancias y pérdidas proyectadas y flujo de efectivo, y una breve descripción de las suposiciones que estás haciendo con tus proyecciones.

También puedes incluir el balance general, un pronóstico de ventas, ratios comerciales y un análisis de punto de equilibrio.

Finalmente, si estás recaudando dinero o sacando préstamos, debes resaltar el dinero que necesitas para iniciar el negocio.

 

 

 

Por favor, ayúdanos a que esta información llegue a la mayor cantidad posible de personas.

Solamente tienes que hacer clic en uno de estos botones para compartir este artículo en alguna de tus redes sociales.

Muchísimas gracias por tu ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *